Aseguran líderes y residentes que hace un mes el mandatario se comprometió con los niños y la comunidad, pero hasta ahora nada se ha hecho. ¿De qué se trata?, aquí les contamos.

La comunidad del sector la Isla de Compartir ha venido trabajando en diferentes actividades para mejorar el bienestar de todos sus residentes, por lo que piden al alcalde que no se olvide de sus compromisos.   

 Según los habitantes del sector, hace aproximadamente un mes el alcalde de Soacha, Juan Carlos Saldarriaga, se reunió con ellos para escuchar sus problemáticas y buscar una solución. Dicen que el mandatario les hizo varias promesas, pero hasta el momento no ha cumplido ninguna.  

Una de las problemáticas que ha venido afectando a esta comunidad es que hace algunos años tenían su propia zona de parqueo, pero justo ahí se construyó la estación de policía de Compartir, y desde entonces los dejaron sin un lugar donde parquear y los agentes de tránsito frecuentemente visitan el sector para realizar comparendos e inmovilizar los vehículos, cosa con la que no están de acuerdo porque, dicen, es una cuadra totalmente cerrada.

Los vecinos afectados con esta problemática se sienten perseguidos por la policía de tránsito y manifiestan que no están haciendo estorbo ni afectando la movilidad, pero aseguran que los uniformados de la estación sí parquean continuamente sus vehículos en la vía pública, cogiéndola de parqueadero.

Cuentan con respecto a esta problemática que el alcalde les dijo que iba hablar con movilidad porque le parecía absurdo que transito estuviera realizando esas acciones en una cuadra cerrada, sin embargo, hasta el momento todavía no se ha solucionado nada, por lo que hacen un llamado para que movilidad no los siga persiguiendo o para que les entregue nuevamente un lugar donde parquear.

Otra problemática que ha venido afectando el desarrollo de las actividades de la  comunidad es que no tienen un lugar donde reunirse, pues no cuentan con un salón comunal.

Desde hace tres años, don Luis Antonio Correa, presidente de la Junta de Acción Comunal, ha venido gestionando la construcción del salón, pero dice que no le han entregado el número de la matrícula del predio, que ha pasado documentos a todas las dependencias y en ningún lado le dan solución.

Los residentes de este barrio esperan una pronta respuesta, pues desarrollan varias actividades con niños, jóvenes y adultos mayores, y deben hacerlas al aire libre por falta del salón.

La comunidad de La Isla también le recuerda al alcalde que justo al lado del terreno donde se planea construir el salón comunal, hay un parque para hacer ejercicio que está dañado, y que el mandatario muy animadamente se comprometió a restaurarlo, pero es la hora que todo lo acordado sigue igual.

Por Sary Tovar