Unidades del CTI, Ejército, Policía  y el Grupo de Operaciones Especiales Goes, se tomaron varios barrios de la comuna cuatro de Soacha y en un gigantesco operativo llegaron hasta la frontera entre el Distrito y el Municipio. Cuatro sujetos fueron capturados, más de 160 personas conducidas  al CTP y 39 armas blancas decomisadas.

Más de 90 policías, miembros del Ejército Nacional y del CTI recorrieron la comuna cuatro, dejando como resultado la captura de cuatro sujetos por hurto y violencia intrafamiliar, 21 gramos de marihuana incautada, 39 armas blancas decomisadas, 56 comparendos impuestos  y 167 personas llevadas  al Centro de Traslado por Protección (CTP).

El objetivo de este operativo nocturno y sorpresivo que se realizó en la frontera con Bogotá fue recuperar la seguridad en la zona y combatir las diferentes bandas delincuenciales y de microtráfico que existen en ese sector.

«Gracias a la colaboración armónica de la Policía de Bogotá y la de Cundinamarca, vamos a  desaparecer las fronteras invisibles. Hoy le estamos dando un parte de tranquilidad a la comunidad, demostrando que estamos combatiendo la delincuencia. Vamos a sacar a los ladrones de Soacha, aquí no tienen cabida, o se van de la ciudad o los capturamos«, dijo Juan Carlos Saldarriaga, alcalde de Soacha al terminar la jornada.

El alcalde Saldarriaga acompañado del comandante de Policía Cundinamarca y del secretario de gobierno de Soacha

La comunidad aplaudió el operativo, pero pidió mayor presencia de las autoridades en la zona. “Si se llega a presentar un caso allá o acá es un problema porque la Policía de Bogotá dice que no entra a Soacha y viceversa, y esto no debería ser así porque  la  delincuencia aprovecha y actúa mucho  en la zona de frontera”, dijo  María Martínez, residente de Santo Domingo.

Las autoridades  intervinieron varios barrios de la comuna cuatro de Soacha, especialmente  Santo Domingo, Caracolí, La Isla y parte de Ciudadela Sucre.

El alcalde Saldarriaga  se comprometió a seguir realizando estos operativos sorpresa en toda la ciudad, recorriendo los barrios, combatiendo la inseguridad, además de inversión en vías, alcantarillado, empleo para los jóvenes, colegios y más presencia de la fuerza pública para esta comuna.

Finalmente, los residentes pidieron una intervención social que los saque del olvido y el descuido que han vivido por años.