A través de la labor conjunta entre la Secretaría Distrital de Gobierno e Invima, la concejal Olga Victoria Rubio Cortés, anunció que la responsabilidad de inspeccionar y vigilar la venta de ácidos al menudeo a nivel zonal, será de los alcaldes locales de la ciudad.


“Mediante la expedición de un decreto, la Secretaría Distrital de Gobierno le dará las indicaciones a los alcaldes locales, para que lleven a cabo el respectivo seguimiento y control en los establecimientos de comercio que venden o comercializan sustancias corrosivas, teniendo en cuenta la Resolución 02715 del 4 de julio de 2014, “por la cual se establecen las sustancias que deben ser objeto de registro de control de venta al menudeo, con base en los criterios de calificación que se definen”, aseguró la Cabildante del partido Mira.

Así mismo por parte del Invima, entidad encargada de regular la venta al menudeo de ácidos, por medio de un formulario que se encuentra en la página principal (www.invima.gov.co, en el link Ácidos – Álcalis), los comercializadores tendrán que registrar las ventas que realicen de 7 sustancias corrosivas que son: ácido sulfúrico, ácido clorhídrico, ácido muriático, ácido fosfórico, ácido nítrico, hidróxido de sodio solución acuosa e hidróxido de sodio en escamas. “Es importante que los ciudadanos se concienticen de la importancia de este proceso. El compromiso lo debemos asumir todos para evitar que continúen sucediendo estos ataques en contra de las personas, pero principalmente de las mujeres. No más agresiones con ácido, ni una más”, expresó la concejal.

Sin embargo, a pesar de haber reglamentado la comercialización de estas sustancias hace meses, en algunos locales de la ciudad no se hace nada para llevar un control y las venden sin ninguna clase de restricciones como lo estipula la norma.

Se espera que a través de campañas y normatividades expedidas por los alcaldes locales, los vendedores de estos líquidos apliquen la regla que entre otras cosas, exige registrar datos personales de quienes los compran.