Le pidió al presidente Iván Duque mil o dos mil militares para patrullar las calles de Bogotá ante la ola delincuencial que vive la ciudad.

Aunque Claudia López sigue negando que se trate de militarizar a Bogotá, en la práctica es lo mismo. La mandataria decidió acudir al apoyo del Ejército para hacer frente a la delincuencia.

López le pidió al Gobierno Nacional el apoyo de mil o dos mil miembros de la Policía Militar para patrullar y controlar el desarme de ciudadanos.

La petición de Claudia López fue respaldada por Fenalco Bogotá al considerar que es la única opción que hay en este momento para combatir la ola delincuencial que se vive en la capital del país.

La idea por ahora es que los militares apoyen a la Policía específicamente en patrullaje y desarme, “para que no suene a militarización”, aunque Fenalco Bogotá-Cundinamarca pidió la militarización total de la ciudad.

La alcaldesa sostuvo que es más viable y conveniente que la Policía Militar apoye al personal de la Policía Metropolitana de Bogotá en esas dos tareas concretas: Patrullaje de vigilancia y puntos de control para desarme.

Ahora se espera que el presidente autorice la presencia de militares en las calles de Bogotá para empezar los patrullajes y un trabajo coordinado entre Ejército y Policía para hacerle frente a la delincuencia.