Hace cinco años 157 familias adquirieron un predio cerca de Altos de la Florida, corregimiento uno de Soacha. Hoy 55 de ellas tienen su casa, pero la alcaldía piensa demolerlas los días 21 y 22 de diciembre.

Cuentan los residentes que adquirieron el amplio terreno legalmente y lo repartieron en lotes. Así nació el barrio San Esteban, pero hoy está a punto de desaparecer porque el corregidor uno, Marco Antonio García, los notificó de una orden de demolición existente.

“El barrio fue fundado hace más o menos cinco años, nosotros tenemos escritura de todo el lote, esto no es invasión. Somos 157 familias en total y queremos que nos apoyen, pero vamos a pedir una licencia en la alcaldía y nos dicen que no, queporque estos terrenos no son aptos para la construcción y que estamos fuera del POT, pero el sector no está en alto riesgo, entonces pedimos igualdad y derecho a vivienda”, dijo Luis Martínez, presidente de JAC de San Esteban.

“Nosotros compramos legalmente, tenemos la escritura de la finca, pero hoy hemos querido hacer las cosas legales y no nos dejan, ahora viene el corregidor uno de Soacha, Marco Antonio García, que por órdenes del alcalde nos van a demoler nuestras casas”, agregó Jorge Enrique Parra, tesorero de la JAC de San Esteban.

 Dicen estos residentes que en cada casa han invertido alrededor de 23 millones de pesos, que es su único patrimonio, incluso muchos se endeudaron en el banco para construir.

“Yo por ejemplo saqué un préstamo para construir y muchos lo hicieron también, entonces la verdad pedimos ayuda porque no soportaría que me tumbaran la casita. Con la sola notificación me dio un preinfarto, entonces si llegan a hacer efectiva la demolición, yo me muero”, añadió Carolina Martínez, residente en San Esteban.

En esta comunidad viven niños, adultos, mujeres embarazadas y adultos mayores, todos piden que se busque una solución, pero que no los vayan a dejar en la calle ni a amargar la navidad con la demolición de sus viviendas.

Aquí el video:

Apoyo reportería: Fernán Hernández