Tres grandes compañías: Oriflame, Cemex y Prodesa se unieron a Aldeas Infantiles SOS para cambiar la historia de cientos de niños, niñas y familias de la comuna cuatro de Soacha. Gracias a una inversión cercana a los 300 millones de pesos, la construcción del “Centro de Desarrollo Familiar” fue posible.


periodismopublico-26.jpg

Este lugar de encuentro promueve el acompañamiento personalizado a cerca de 600 familias en situación de desplazamiento y vulnerabilidad social, a través de un servicio innovador de fortalecimiento familiar con el fin de mejorar sus capacidades para proteger a los niños y niñas de las diferentes formas de violencia familiar y así evitar la separación. Un entorno familiar protector es el lugar ideal para el pleno desarrollo del potencial de los menores.

El nuevo “Centro de Desarrollo Familiar de Cazucá”, cuenta con un área de construcción de 198 metros cuadrados, distribuidos en tres plantas, donde las familias podrán participar de oportunidades de apoyo y trabajo en red con otras familias del sector, además disfrutar de un parque interior para compartir con sus hijos.

Esta iniciativa nació gracias a la necesidad de la comunidad de contar con un espacio adecuado para encontrarse con otras familias, compatir experiencias en torno a los temas de protección infantil y la autogestión. Para lograr este sueño, Aldeas Infantiles SOS se unió con la empresa Sueca Oriflame y las empresas Cemex y Prodesa, expertos en construcción.

“Nuestra misión en Oriflame es cumplir sueños, esto ha sido parte de nuestra filosofía desde que comenzamos como compañía. Creemos que apoyar al sector más vulnerable ayudará a la evolución y crecimiento de nuestra sociedad. Los niños, los jóvenes y los adultos tienen la capacidad de transformar su pensamiento, desarrollando un proceso de generación de nuevas ideas y acciones positivas que serán la apertura del cumplimiento de sus sueños. Este es nuestro firme propósito para la integración de nuestra comunidad, alineando nuestro modelo de negocios Oriflame a la oportunidad de crecimiento, desarrollo personal y profesional que hoy ofrecemos a más de 50.000 empresarios independientes que viven nuestros valores y se unen a este propósito de apoyar a quienes serán el futuro de Colombia”, sostuvo Nicolás Murcia, Managing Director Oriflame.

De igual manera, Juan Antonio Pardo, presidente de Prodesa, señaló: “Continuando con el compromiso que hemos llevado durante estos 25 años de Prodesa por mejorar la calidad de vida de los colombianos, realizamos una alianza en pro de la niñez. El verdadero fruto de este proyecto, va más allá de la infraestructura: es el fomento de espacios dignos para encuentros entre las familias y el adecuado crecimiento de sus hijos adolescentes y jóvenes de Altos de Cazucá, pues estamos seguros que todo empieza por casa, que todo inicia en el centro de la familia; a partir de estos núcleos comienza la construcción de la sociedad, una sociedad que liderará la construcción de un país”.

Así mismo, para Mariana Jaramillo Thomas, Vicepresidente de Asuntos Corporativos de CEMEX, la importancia de esta iniciativa para la empresa radica en que es el primer voluntariado que se realiza con un cliente. “Lo vemos como una oportunidad de convertir el voluntariado en un programa mucho más estratégico, de manera que no solamente sigamos construyendo cultura de voluntariado entre nuestros colaboradores, sino que demos un paso más allá y empecemos a trabajar con otras audiencias de interés. La idea es ampliar la oferta a una audiencia tan importante como son nuestros clientes y brindarles también ese servicio desde el componente social”.

El equipo de profesionales de Aldeas Infantiles SOS, promueven la garantía de los derechos de los niños y niñas, y activan las rutas locales de protección, realizan seguimiento periódico a la condición nutricional y de salud, promueven la construcción de la autonomía a partir de la promoción de la participación infantil y desarrollan capacidades en las familias para la generación de entornos protectores, evitando así la pérdida del cuidado parental.

“En Cazucá, venimos trabajando desde el 2001, fortaleciendo a las familias de la comunidad para evitar que los niños sean vulnerados y apoyarles para que permanezcan unidos en un entorno de protección y afecto. Nuestro trabajo con las familias en riesgo nos ha indicado que ellas logran cambiar sus condiciones si reciben el acompañamiento adecuado en temas como las habilidades para una crianza positiva, estrategias para ensolver sus conflictos, y la prevención del maltrato a los niños y niñas.

Sin embargo, aunque las necesidades de las familias son muchas, ellas no saben a dónde dirigirse para recibir apoyo, y si llegan a acudir a las autoridades de infancia, éstas no cuentan con servicios suficientes ni claramente enfocados en resolver las problemáticas familiares, que permitan efectivamente prevenir el maltrato infantil. Por eso este nuevo Centro de Desarrollo Familiar es fundamental, porque las familias en riesgo podrán recibir acompañamiento y asesoría para llegar a ser entornos protectores, llenos de amor y respeto para sus hijos e hijas”, afirmó Ángela Rosales, Directora Nacional de Aldeas Infantiles SOS.

periodismopublico-25.jpg