Soacha, algunos municipios de Cundinamarca y Tuluá son los lugares en donde más se presenta la situación. Personas inescrupulosas venden formularios, recepcionan algunos documentos argumentando que son para presentar y agilizar trámites del programa de vivienda gratuita.


En los últimos días se han detectado intentos de estafa en ciudades como Buga y Tuluá y Soacha (https://periodismopublico.com/Alerta-en-comuna-seis-por-estafa). A diferentes lugares del país llegan personas que se hacen pasar por funcionarios públicos y prometen a cambio de una cifra que oscila entre los diez mil y doscientos mil pesos, agilizar y otorgar una vivienda gratuita. El valor de estos honorarios aumenta si se requiere bajar el puntaje del Sisbén para que la persona pueda demostrar que sí puede ser beneficiaria del programa, sin embargo, esto nunca sucede y el dinero entregado se pierde, así como el falso funcionario.

MinVivienda tiene conocimiento de este tipo de intentos de delitos en distintas partes del país.

“Conocimos nuevos casos de personas que dicen ser intermediarios y están vendiéndole a la gente formularios para acceder a una casa gratuita y esto evidentemente lo hacen particulares que no tienen nada que ver con el Ministerio. Reiteramos que las familias en extrema pobreza que salen favorecidas con esta iniciativa no pagan nada por las viviendas, ni deben cancelar por formularios”, dijo el Ministro de Vivienda, Luis Felipe Henao Cardona.

Los hechos fueron puestos en conocimiento de la Fiscalía General de la Nación por parte del Departamento para La Prosperidad Social, DPS.

El Ministro de Vivienda aseguró que cualquier formulario que se comercialice o que se entregue gratuitamente sin la autorización del Gobierno Nacional, carece por completo de validez.