Luego de analizar la situación que registra el río Bogotá a raíz de las lluvias intensas de los últimos días, el gobernador de Cundinamarca, Andrés González Díaz; la alcaldesa Designada de Bogotá, Clara López, y el director de Gestión del Riesgo, Carlos Iván Márquez, declararon la alerta roja en toda la ribera del río Bogotá.


“Se ha evaluado la situación y ante la inminencia de mayores y continuas precipitaciones de agua, llegamos al límite de la capacidad del río, y en consecuencia procede adoptar unas medidas adicionales tanto de prevención, como de control y mitigación. Luego de un análisis detenido con todos los expertos sobre el particular, se declara la alerta roja en Bogotá y Cundinamarca a lo largo del río Bogotá, desde Villapinzón hasta Alicachín”, anunció el Gobernador.

En este sentido, manifestó que se trabajará en diversos frentes para contener la situación, como es mantener el bombeo en la parte alta para llevar agua hacia la represa de Tominé; fortalecer la capacidad de drenaje y dragado para lo cual se gestionará con la Dirección del Riesgo doblar la capacidad de maquinaria ya que actualmente se encuentran en operación 19 dragas, las cuales no son suficientes. Igualmente, se mantendrán abiertas las compuertas de Alicachín y se realizará un esfuerzo adicional para bombeo en casos críticos.

Así mismo, se recurrirá a inundaciones controladas en zonas seleccionadas para disminuir el nivel del río. “Hemos valorado con la señora Alcaldesa y con el Gobierno Nacional la puesta en marcha de una inundación controlada, es decir, se van a escoger una serie de zonas en las cuales podamos enviar las aguas para amortiguar y contener el ritmo del aumento de aguas. Ya la CAR ha adquirido cerca de 80 predios ribereños, algunos de los cuales se pueden utilizar en esta tarea, pero hemos indicado la posibilidad de arrendar u ocupar predios contiguos al río para poder evitar inundaciones en sectores urbanos o en zonas estratégicas dentro de la Región Capital”, señaló el Gobernador.

Las acciones serán evaluadas y coordinadas desde el Comando Unificado que operará las 24 horas, a instancias de la Alcaldesa de Bogotá, en la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá, en donde tendrán presencia las Fuerzas Armadas, el Ideam, el Instituto Agustín Codazzi, la CAR, los organismos de socorro y las administraciones de Bogotá, Cundinamarca y el Gobierno Nacional.

Por su parte, el director de Gestión del Riesgo, Carlos Iván Márquez, reiteró el decidido apoyo por parte del Gobierno Nacional para atender la situación de emergencia que se presenta en Bogotá y Cundinamarca para lo cual se dispone de recursos especiales. “El Gobierno Nacional continua dando el apoyo complementario en esta situación, se disponen de recursos para continuar soportando todo el tema de dragado en toda la cuenca, y en los elementos para la contención que enmarcan toda una capacidad preventiva. El Ministerio de Defensa a través de sus diversas fuerzas mantendrán un monitoreo permanente de la cuenca del rio, se colocarán 10 puntos permanentes”, afirmó.