La intensificación del ‘Plan Guitarra’, es decir, el incremento por parte de la Policía Metropolitana de Bogotá de registros en los paraderos de buses y transporte público; la creación de una sala de crisis adjunta a la Policía Metropolitana de Bogotá para abordar el tema de la seguridad del sector transportador; la retoma de reuniones periódicas con la autoridades con el fin de compartir rutas, horarios y sitios críticos; la implementación de apoyos tecnológicos que ayuden a contrarrestar la delincuencia y el fomento para que los afectados denuncien a la Línea Única de Emergencias 123 cualquier eventualidad, fueron algunas de las medidas que se tomaron en la Cumbre de Seguridad convocada por la Alcaldesa Mayor de Bogotá (d), Clara López Obregón, con el fin brindar mayor protección tanto a los usuarios como los trabajadores del sector del transporte público en Bogotá.


Según López Obregón, “escuchamos muy atentos todas las inquietudes y recomendaciones de los directivos del sector transportador. Queríamos oír de primera mano sus problemáticas para que en conjunto con la Policía Metropolitana y las autoridades de la Administración Distrital, tomemos medidas urgentes para mejorar los índices de seguridad de este sector. Creo que es necesario incrementar los apoyos tecnológicos para actuar con mayor rapidez y, si es el caso, para la compra de equipos y demás, podríamos evaluar alternativas de financiación a través de Banca Capital, pues esta es una herramienta clave para derrotar la impunidad”.

Por su parte, el General Rodolfo Palomina, director de Seguridad Ciudadana de la Policía Nacional, consideró de gran importancia la reunión con el sector transportador, dado que “a partir de hoy hemos creado una alianza permanente que garantice un flujo de información que permita combatir con mayor efectividad las acciones delincuenciales. Realizaremos mesas de comunicación permanentes con taxistas y representantes de buses urbanos con el fin de analizar el modus operandi de los delincuentes”.

Asimismo, el gerente de la Confederación Nacional de Transporte Urbano -CONALTUR- se sintió satisfecho con los resultados del encuentro: “agradezco a la Alcaldesa Mayor de Bogotá por permitirnos salir con esta sensación de tranquilidad con la que concluimos la reunión. Las autoridades se han comprometido no solo con los transportadores sino con la ciudadanía para mejorar la seguridad. El gremio agradece las medidas que les devolverán total confianza a los ciudadanos frente a la prestación de un servicio con plenas garantías. Tuvimos la oportunidad de hacer un análisis claro y franco que permite diseñar un esquema de puntos críticos.”

El sector transportador identificó entre algunas de las zonas más críticas de la ciudad para ejercer su labor, las zonas de Patio Bonito en Kennedy, la parte alta de La Victoria en Ciudad Bolívar, y en dirección de la autopista norte, después de la calle 187, en la localidad de Suba.

La Mandataria de los Capitalinos recordó que se está pendiente la asignación de 1.000 nuevos uniformados para la Capital de la República, por parte de la Policía Nacional, los cuales entrarían a reforzar la Policía de Tránsito, el Plan Nacional de Vigilancia Comunitaria por Cuadrantes y el patrullaje en la ciudad.

A la Cumbre de Seguridad, que surgió como una respuesta ante el reciente homicidio del conductor de colectivo, Elber Fierro Morales, en la localidad de Bosa, asistieron los directivos de los gremios del sector transportador, tales como la Confederación Nacional de Transporte Urbano -CONALTUR-; la Asociación de Pequeños Transportadores –APETRANS- y los Trabajadores de la Industrial del Transporte –FEDETRANSPORTE-.

De igual forma participaron los secretarios de Gobierno, Mariella Barragán Beltrán; de Movilidad, Fernando Álvarez; el gerente de Transmilenio, Fernando Páez, el director de la Seguridad Ciudadana de la Policía Nacional, General Rodolfo Palomino López; el subcomandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, Coronel José Javier Vivas. Asimismo los oficiales de los Comandos de Seguridad Ciudadana –COSEC-, la Sijin y la Sipol de Bogotá, entre otros.

Entre las empresas de transporte participaron directivos y representantes de Transportes Bermúdez. Expreso Sur Oriente, Transporte Panamericanos, Flota Consorcio Express, Masivo Capital, Conalmicros, Tranzit, Buses Verdes Ltda., Cootransnorte, Cootraunidos, Sotrandes Unión Temporal G. Móvil y G Móvil Sas, entre otras.