Los ajustes hacen parte del proceso de reingeniería al sistema de buses azules de la ciudad, e impactan principalmente a los usuarios de la localidad de Ciudad Bolívar.


El Sistema Integrado de Transporte (SITP) moviliza a diario más de un millón de capitalinos. No obstante, hay quejas constantes de los ciudadanos por las frecuencias de los buses o la ubicación de los paraderos. Por eso, desde hace un año el sistema pasa por un proceso de reingeniería con el que el Distrito busca mejorar el servicio, realizando ajustes a las rutas. Desde este martes, otras tres rutas del sistema (T14-7, C13 y T12) tendrán cambios, bien sea en sus recorridos o en sus paraderos habituales.

La ruta T14-7, que actualmente hace un recorrido entre las estaciones Bicentenario y Av. 1 mayo de la troncal de la carrera Décima de Transmilenio, extenderá su trazado hasta el sector de San Jerónimo del Yuste, en la localidad de San Cristóbal, que solo hasta enero de este año estrenó vía de acceso luego de 10 años de tener un solo carril por sentido.

Las rutas C13 y T12, que parten desde el barrio Quintas del Sur, en Ciudad Bolívar, hasta Marly y la Avenida Chile, respectivamente, también tendrán modificaciones en sus paraderos. Para ambas rutas se adicionará un paradero en el costado occidental de la Avenida Boyacá, en el sector de Quintas del Sur.

Los cambios, según Transmilenio, se hacen “con el objetivo de mejorar las condiciones de movilidad de los usuarios, tener mayores frecuencias y optimizar la flota. Esta medida contribuye a mejorar las condiciones de seguridad, evitando el cruce indebido de peatones para acceder al servicio”. La entidad agrega que, en algunos casos, los ajustes a las rutas del SITP nacen de las sugerencias de los propios usuarios.

Por último, TM confirmó que ha dispuesto de personal para informar a los ciudadanos que habitualmente toman transporte en los sectores en que se movilizan las rutas que tuvieron modificaciones.

Fuente: Elespectador.com