Las denuncias fueron presentadas por la Junta Directiva de la organización que agrupa a esas entidades, ASOCARS, explicando que las intimidaciones se encuentran ligadas a la minería ilegal en algunos puntos del país.


Según indicaron los casos puntuales de amenaza serán mantenidos en reserva por temor a posibles represalias, pero las víctimas solicitaron poner en conocimiento de las autoridades todos los detalles a fin de evitar graves desenlaces.

Ramón Leal Leal, director ejecutivo de la Asociación, explicó que el ejercicio de la autoridad ambiental acarrea, en algunas oportunidades, la toma de decisiones de alto efecto que puede alcanzar sectores públicos y privados tanto del orden municipal como departamental y nacional, lo cual acarrea incomprensiones desde los grupos sancionados.

En desarrollo de la Junta Directiva en donde fueron conocidos los hechos, también se advirtió sobre cierto tipo de presiones a las Corporaciones mediante la amenaza de interposición de denuncias disciplinarias, penales y fiscales por las mismas razones y a manos de los mismos actores.

Ante ese panorama las directivas formularon llamados a los funcionarios de las CAR para que den a conocer ante las autoridades competentes las presiones a la que están siendo sometidos por la lucha contra la minería ilegal.

Simultáneamente emplazaron a las Fuerzas Armadas, particularmente a la Policía Nacional, a fin de que estén alerta ante posibles atentados contra los funcionarios e infraestructura física de las entidades.

En este sentido también pidieron disponer de los operativos necesarios encaminadas a garantizar la integridad de sus funcionarios y de las mismas sedes administrativas.

Aclararon que pese a ello seguirán adelante en la tarea de hacer cumplir las normas sobre conservación del medio ambiente, acatando los deberes constitucionales que les corresponde.

Fuente: noticiasdiadia