Con sacrificio la comunidad recogió dinero y en 1994 instaló el cerramiento de la urbanización. Hoy la alcaldía tumbó una de las rejas principales y sus residentes quedaron expuestos a la inseguridad del sector.  

Como en todo, hay voces a favor y en contra, pero la mayor parte de la comunidad de la urbanización Andalucía, ubicada en la comuna seis, se opone a que se derribe el cerramiento que los mismos propietarios hicieron.

Lo que cuentan algunos propietarios es que hace un par de meses los visitó un funcionario de la Alcaldía de Soacha a prometerles la pavimentación de la calle 19A, pero no fue claro que se debía derribar el cerramiento para pavimentar la vía.

 “El señor dijo ser la mano derecha del alcalde, pero hoy nos quitan una de las rejas principales para pavimentar la vía, y ahora nos dicen que hay un proceso en la Inspección Sexta para retirar todo el cerramiento, lo que significa que quedaríamos totalmente desprotegidos en materia de seguridad”, dijo una residente de Andalucía.

Miembros de la comunidad aseguran que en los alrededores de la urbanización hay mucha inseguridad, y que ahora sus residentes se verán inmersos en esta problemática.  “Somos un conjunto que limita con el 12 de Marzo, el Sol y Juan Pablo primero, tenemos muchas dificultades de inseguridad, incluso cerca hay un expendio de droga y no sabemos cómo proceder “, añadió.

Ante los hechos, la Junta de Acción Comunal informó que el servicio de vigilancia se prestó hasta el primero de agosto para dar continuidad al proceso de pavimentación de la calle 19A entre carreras primera y tercera. “Es necesario desinstalar las dos rejas principales y la no continuidad del servicio de parqueadero para culminar lo establecido y poder iniciar la obra, que es un excelente beneficio para nuestra comunidad”, dice parte del comunicado de la JAC.

 Pero muchos residentes opinan lo contrario porque consideran que el barrio queda a merced de los delincuentes y los propietarios ya no tienen donde dejar sus vehículos.

“Es que hoy ya se generaron trancones y muchos carros pasaron por el parqueadero, incluso con niños en la vía”, sostuvo una residente.

Y para rematar, la Inspección Sexta hizo una visita el 19 de julio pasado para atender quejas puestas por mismos miembros de la comunidad sobre el cerramiento. El proceso sigue y se evalúa retirar las seis rejas que se instalaron para proteger el conjunto.