Con más de 15 años de experiencia en el trabajo con las juventudes, la participación ciudadana, las organizaciones sociales y comunitarias, además de los procesos alternativos, Andrés Jiménez propone a la ciudadanía de Soacha su candidatura al Concejo, con base en una propuesta que privilegia el valor de lo público y la verdadera misión de los servidores públicos, tomando como referencia las funciones constitucionales que tienen los concejales.


Andrés Jiménez es Administrador Público, con Especialización en Alta Dirección del Estado, y una Maestría en Gobierno y Políticas Públicas, que actualmente está en curso. Por otra parte, Jiménez también ha sido becario internacional de organizaciones como Clacso y Flacso, junto con el Gobierno de Brasil, en temas de juventud, participación y desarrollo social en América Latina y el caribe.

Adicionalmente, ha sido Consejero municipal de juventud y fundador de la Plataforma Juvenil de Soacha, además de haber participado en diferentes procesos juveniles, ejercido la docencia y desempeñarse como investigador en varios procesos académicos en los que ha estado presente:

¿Por qué decide ser candidato al Concejo de Soacha?

Son varias razones, la primera porque es la consecuencia lógica de todo el proceso que se viene haciendo hace ya casi 15 años en el municipio. Fui Consejero municipal de juventud, estuve presente en varios procesos de organizaciones sociales e hice parte de la fundación de la Plataforma Juvenil de Suacha. Sin embargo las instancias activistas se agotan, quedan ahí en el momento y es importante llegar a otras instancias donde se deban dar discusiones estructuradas y técnicas. Me parece que hace falta, por términos democráticos, que se renueve la corporación pública donde se hace control político a la ejecución de los recursos públicos.

Su experiencia profesional y académica habla precisamente de eso, de la importancia de lo público, de entender lo que representa esto y también de tener claro qué funciones se van a desempeñar en un cargo como el de Concejal:

Desde que fui Consejero de juventud empecé a involucrarme en estos temas, incluso desde el colegio siendo personero y representante estudiantil. Siempre me interesó el tema político, por eso estudié Ciencia Política y Administración Pública, y me he ido por esa línea especializándome en Alta Dirección del Estado, para saber cómo funciona el Estado por dentro. Ahora estoy terminando la Maestría en temas de gobierno y políticas públicas, lo que quiere decir que este es mi proyecto de vida, aprender cómo funcionan los temas de gobierno y la toma de decisiones, cómo hacer partícipe al pueblo en el ejercicio democrático de gobernar un país.

Creo, y estoy convencido, de que para poder ejercer un cargo público hay que formarse, hay que darle toda la altura a lo que implica ser un servidor público y servirle a lo público, para no permitir que esto quede reducido solamente a lo que implica la responsabilidad del Estado. Lo público es una cosa muy amplia que hay que estudiar para poder entenderla y actuar sobre ella, por eso quiero que eso llegue pedagógicamente a la gente, para lo cual quiero llegar al Concejo, a enseñarle a la gente qué es lo público y enseñarle a los funcionarios qué es ser un servidor público.

Si llega a ser elegido, ¿qué va a llegar a hacer al Concejo?

Control político, de frente como lo he venido haciendo en mis ejercicios de control ciudadano, pero además con herramientas técnicas, jurídicas y financieras para poder entender cómo se está armando el presupuesto público, cómo se está ejecutando la obra en Soacha, cómo se están proyectando todos los procesos desde el ejecutivo, desde la Alcaldía. Básicamente las funciones del Concejo son aprobar el Plan de Desarrollo que se presente, seguir técnica, política y financieramente la ejecución de ese Plan de Desarrollo, pero además hacer seguimiento y aprobar la partida presupuestal para cada una de las líneas que se propongan en ese plan. Yendo más allá, se debe hacer control político a aquellas personas que sean nombradas para ejecutar lo que va a proponer el Alcalde de turno.

¿Qué le propone Andrés Jiménez a la ciudadanía?

De entrada propongo el voto en blanco para la Alcaldía de Soacha, sencillamente como un acto de rebeldía e inconformidad frente a la manipulación a la cual ha sido sometido el ejecutivo municipal, porque nuestros candidatos a la Alcaldía en este momento no están pensando en Soacha como una ciudad grande, sino que siguen marcando los problemas estructurales del municipio en sus campañas, sin proponer nada diferente a lo que se ha venido haciendo hace 20 y 30 años. Eso lo que hace es que generemos una inconformidad como ciudadanos y votemos en blanco, porque ninguno nos llena las expectativas.

Por otro lado, a mí me interesa mucho darle movilidad a los temas poblacionales y al ejercicio ciudadano que se viene haciendo en la ciudad. Yo vengo de esos procesos y me doy cuenta que las organizaciones sociales y los grupos poblacionales que empiezan a moverse independientemente, nunca tienen cabida en la ejecución y en la participación política formal del municipio, porque ellos están convencidos de algo que les están enseñando desde la política tradicional, y es que para llegar al ejercicio formal de la política es necesario tener plata y ‘rosca’, pero eso es una gran mentira, porque desde el Concejo las personas que toman decisiones deben enseñarle a la gente que las instancias de participación y elección popular son asequibles a todos los ciudadanos, y no sólo a la maquinaria de la rosca.

Además, me interesa enseñarle a la gente que los concejales no formulan políticas públicas, eso también es una gran mentira, la que más se repite en campaña por parte de los concejales. La política pública no es un proyecto de acuerdo, es una serie de instrumentos que utiliza el gobierno para poder ejecutar un presupuesto en torno a unas directivas nacionales. Los concejales no legislan y no dictan políticas públicas. Mi ejercicio y mi propuesta es hacerle control a esas mentiras.

Creo que una de mis fortalezas, es precisamente ser joven, no haberme untado de la tradición política, no haber trabajado nunca con la Alcaldía Municipal de Soacha, y haber negado mi participación en esos escenarios, para no romper mi esquema ético frente a como entiendo la participación política. Es desde ahí donde yo quiero arrancar un ejercicio nuevo en la forma de hacer política en Soacha.

Los problemas de Soacha no los soluciona sólo Soacha, es un tema de participación departamental y nacional, tengo las herramientas técnicas para entender eso y saber cómo moverme técnicamente en ese asunto.

Llama la atención la publicidad que está utilizando, algo alternativo a lo que vienen haciendo otros candidatos que vulneran las normas que regulan este tema.

Estoy haciendo una relación sencilla: la política en Soacha se ve representada por su publicidad, la publicidad de los políticos en Soacha uno la ve convertida en basura, lo que lo lleva a uno a hacer una formula, que concluye que la política en Soacha es basura, si hablamos de la política tradicional. En ese orden de ideas, como nosotros estamos cargados de mucha propuesta y mucha intención de innovar, creamos un ‘fanzine’ muy consecuente con lo que ha sido mi trabajo con jóvenes y mi participación en diferentes procesos de comunicación alternativa, porque lo que queremos entregarle a la gente es su capacidad de valorarlos como votantes.

Nosotros no queremos llegar a convencerlos con una fórmula mágica que voten por un número y un logo, sino entregarles un paquete de contenidos, para que los ciudadanos tengan la capacidad de discernir cómo van a ejercer de la mejor manera el voto, que es su derecho y su deber. Eso se tiene que ver reflejado en la publicidad de los políticos, por eso para decir que no soy político tradicional, no hago publicidad convencional, por consiguiente, no hago política basura.

Eso quiere decir que hay coherencia y se marca diferencia de otras candidaturas:

Claro, nosotros no vinimos a improvisar, el proceso de la campaña se está pensando con muchos voluntarios, artistas, jóvenes, estudiantes de universidad en Soacha y personas que desde su ejercicio independiente y alternativo, también están mandando una consigna de que están cansados de la misma basura. Nosotros tenemos que reflejar precisamente eso, porque yo como candidato vengo de esos procesos, de decir lo mismo que están diciendo los sectores alternativos en Soacha, entonces no puedo perder la coherencia. Mi lenguaje va a ser el mismo, mis críticas van a ser las mismas, mi forma de hablar con la gente va a ser la misma, sólo que tengo un valor agregado frente a los demás candidatos, y es que vengo del proceso de base y de procesos alternativos, pero me he formado para ejercer cargos públicos.

Andrés Jiménez es candidato al Concejo de Soacha, por el Partido Alianza Verde con el número 5 en el tarjetón.