En la reunión que el mandatario sostuvo con los representantes de la Junta Directiva de la Cámara Colombiana de la Construcción, Camacol, se habló de los macroproyectos de vivienda, Transmilenio para Soacha y de la construcción de los dos terminales en la zona de El Vínculo.


Inicialmente el gobernador Álvaro Cruz dio su pleno respaldo a los macroproyectos de vivienda, pero advirtió que deben garantizar seguridad, servicios públicos, salud, educación y empleo.

“No vamos a respaldar macroproyectos en zonas inundables o de riesgo, que no generen empleo, que no respondan a las necesidades de seguridad, ni a las necesidades que en materia de servicios públicos, educación y salud requieren este tipo de obras”, dijo el gobernador.

Los agremiados, presentaron al mandatario cundinamarqués, las diferentes alternativas que en materia de desarrollo vial y planeación territorial deben adelantarse para garantizar el desarrollo integral de Bogotá y Cundinamarca, y expresaron su preocupación porque la capital solo cuenta con algo más de 5.000 hectáreas para liderar proyectos urbanísticos debidamente planeados y por la urgente necesidad de prolongar y ampliar vías entre Bogotá y y el departaemnto.

Ante las propuestas, Cruz Vargas, resaltó que su administración trabaja con los mandatarios de las provincias de Sabana de Occidente y Sabana Centro para estructurar Planes de Ordenamiento Territorial Regionales, con el propósito de liderar proyectos con una visión más amplia y responder a necesidades que ya son evidentes.

“No estamos pensando en mitigar problemas, sino en solucionarlos. Por esta razón en Soacha ampliaremos la línea de Transmilenio en 1.000 metros más de la proyectada, construiremos un terminal de carga y un terminal pasajeros que cambiará el panorama de la población” sostuvo.

En este sentido, manifestó que vías como la Calle 13, Las Américas, la Avenida José Celestino Mutis y La Esperanza deben proyectarse no solo hacia los municipios de Madrid, Mosquera o Funza, sino hasta Facatativá porque en 50 años Bogotá y Cundinamarca serán muy diferentes. En relación con la ALO, Cruz dio a conocer que se acordó su habilitación desde Chuzacá, Río Bogotá y Calle 13.

Con respecto a la construcción de una tercera pista en el Aeropuerto El Dorado, manifestó que es un proyecto que no ofrece garantías y sería mejor proyectar la construcción de un aeropuerto alterno que podría estar ubicado en Tocancipá o Gachancipá. Agregó que es indispensable trabajar por garantizar el suministro de servicios públicos y que se han hecho avances importantes para estructurar el Modo Férreo Liviano.

Por último, el gobernador de los cundinamarqueses instó a los constructores a liderar programas desde la visión de Empresas Socialmente Responsables para liderar proyectos de Vivienda Rural que favorezcan a las poblaciones más vulnerables del Departamento.