Diferentes municipios de Cundinamarca se vinculan hoy a la campaña ambiental que busca concientizar a sus habitantes sobre la reducción CO2 y el cuidado ambiental.


Hoy a partir de las 6:00 pm se iniciará la campaña “30 minutos con el medio ambiente”, actividad liderada por la Secretaría del Ambiente de Cundinamarca, la cual busca concientizar a los habitantes de los 116 municipios del departamento sobre el cuidado del hábitat.

La Campaña ambiental denominada 30 minutos por el ambiente, consiste en apagar las luces de las casas y evitar el consumo de energía eléctrica en edificios y monumentos de todo el Departamento, con el propósito de llamar la atención sobre la necesidad de reducir las emisiones de CO2 mediante el uso de energías limpias y más eficientes, así como promover el compromiso en tomar medidas de ahorro energético, en busca de proteger el planeta.

Así mismo, la denominada Apagatón busca cumplir lo establecido en la Constitución Política de 1991; en la Ley 99 de 1993 y en el Plan de Desarrollo Departamental 2012 – 2016 Cundinamarca Calidad de Vida, cuyo objetivo 2, Sostenibilidad y ruralidad, busca restablecer la relación armónica del ser humano con el ambiente y su entorno, teniendo en cuenta el progresivo deterioro ambiental de la mayor parte del territorio del departamento causado generalmente por acciones antrópicas (humanas), que generan emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI), en especial del CO2, causantes del calentamiento global.

Cabe recordar que la Gobernación de Cundinamarca adelanta el programa Cundinamarca Neutra, liderado por la secretaría del Ambiente, cuantifica la cantidad de emisiones de Gases Efecto Invernadero, especialmente CO2, que son liberadas a la atmósfera, producto del consumo de combustible, energía eléctrica, agua y papel por parte de los funcionarios de la gobernación de Cundinamarca durante el año 2011.

La estrategia ambiental puesta en marcha por la administración departamental y acogida por más de 100 municipios, permite definir objetivos en materia de políticas de reducción de emisiones, reorientar los procesos culturales y administrativos, buscando la eficiencia y la efectividad de la entidad y la disminución de sus costos operativos.