Avisos pegados en los postes y panfletos intimidantes con mensajes que promueven el odio hacia los venezolanos, amanecieron hoy en calles del barrio Techo, de Bogotá.

En los mensajes se invita a las personas a no ayudar a la población migrante y no ser ‘cómplices de sus crímenes’, incluso se recomienda no arrendar los inmuebles a los extranjeros.  “No des limosnas, comida, ni ropa. No arriendes ni des trabajo. No seas cómplice de sus crímenes”, se lee en los panfletos.

La codirectora del Observatorio de Migraciones de la Universidad Externado de Colombia y codirectora del Barómetro de Xenofobia, Irene Cabrera, dijo que este tipo de acciones responden a procesos de fragmentación social, donde hay señalamientos y rechazos explícitos hacia la comunidad migrante.

La codirectora agregó que ese tipo de mensajes generan una reacción similar en los bogotanos y en los migrantes: el miedo. Por un lado, haciendo que los habitantes de la ciudad se sientan amenazados por los venezolanos y eso generara un ambiente de hostilidad y agresividad hacia ellos. Por otro, terror en los mismos migrantes, quienes, al sentirse en peligro, dejarían de pedir ayuda o de intentar buscar soluciones para su situación, lo que llevaría a que sus condiciones se precarizaran en mayor medida.

Entre tanto, los habitantes del sector en los que aparecieron estos mensajes manifestaron que, aunque sí hay una situación compleja de hurtos, esto no debe dar pie para que se genere xenofobia y estigmatización contra ellos, ya que en su mayoría “hacen el bien”.

Deberían sacar a los malos. Ellos son un peligro, los que son malos son muy desalmados. Hay que perseguirlos, pero a los malos, no a la gente buena, que a duras penas trabaja para comer”, manifestó uno de los vecinos del sector a Blu Radio.

La aparición de los panfletos es la muestra tangible de la situación tensa que se vive en las calles de la capital, sobre todo luego de los últimos hechos de violencia registrados en los que la inseguridad y las declaraciones de la alcaldesa causaron revuelo y opiniones encontradas.

El reto para el Distrito está en contrarrestar la inseguridad y la violencia en la capital, la cual no solo se evidencia en los casos de hurtos hacia los ciudadanos, sino también en este tipo de casos en los que se amenaza y pone en riesgo, no solo a la población migrante sino todo aquel que los ayude o no discrimine en la ciudad.

Apoyo: Blu radio y el espectador