El Pico y Placa en la zona centro de Bogotá ya no empezará el próximo 18 de febrero. La medida fue aplazada por un periodo de dos meses a partir de esa fecha, con el fin de socializarla mejor entre los ciudadanos.


La decisión se tomó para llevar a cabo “espacios de reflexión, pedagogía y apropiación de la medida, con el objeto de motivar un cambio en la cultura de la movilidad, especialmente en la racionalización del vehículo particular”, según la Secretaría de Movilidad.

Algunos medios habían informado en días pasados que la medida sería derogada. El gremio de los comerciantes de la capital, Fenalco Bogotá, incluso alcanzó a celebrar la supuesta decisión. Su director, Juan Esteban Orrego, dijo que los empresarios sentirían el impacto económico de la medida, además de la improvisación de la peatonalización de la Carrera Séptima.

Por el momento, para los conductores que se movilicen por el centro, se mantiene la restricción actual que aplica entre las 6:00 a.m. y las 8:30 a.m. y entre las 3:00 p.m. y las 7:30 p.m.

Las demás medidas establecidas en el Decreto 575 de 2013 entrarán en vigencia a partir del próximo 18 de febrero de 2014. Es decir que en la zona norte se levanta la medida de restricción al norte y occidente de la Calle 201, Autopista Norte, Calle 170 y Vía Cota Suba.