La publicación Bloomberg informó el sábado 8 diciembre que los gigantes Apple y Google han optado por hacer una oferta conjunta en la subasta por la cartera de patentes de Kodak. De esa forma, desbaratan las esperanzas de Kodak, de enfrentarlas en una guerra de pujas.

Como es sabido, Eastman Kodak no logró adaptarse a la transición a la era de la fotografía digital, por lo que debió declararse en quiebra. Actualmente, el patrimonio más importante de la empresa es su cartera de aproximadamente 1.100 patentes del ámbito de la fotografía y manipulación fotográfica digital.

No es la primera vez que empresas tecnológicas que, en principio, son competidoras e incluso antagonistas, se unen para asegurarse las patentes de empresas encaminadas al tribunal de quiebras. En 2011, Apple, Microsoft y Research in Motion (BlackBerry) se unieron para comprar la cartera de patentes de Nortel, valorada en 4,5 mil millones de dólares. En esa oportunidad, la competencia fue con la propia Google.

Erik Ehfickman, ex director de la división de patentes de IBM, y actualmente presidente de una empresa intermediaria de traspaso de patentes, declaró a Bloomberg que «Apple y Google aprendieron una lección de la subasta de Nortel. Han decidido unirse en este proceso con el fin de obtener un precio reducido, a la vez que cubren sus necesidades empresariales».

Las patentes de Kodak cubren grabación, manipulación y transmisión de fotografías digitales. La empresa, que se encuentra en proceso de quiebra, depende totalmente de obtener un precio adecuado por su cartera con el fin de poder financiar su nueva estrategia: servicios empresariales de impresión y empaquetado.

A juicio de Kodak, sus patentes tienen un valor superior a los 2 mil millones de dólares. Aparte de ello, dice haber cobrado más de tres mil millones de dólares por concepto de licencias, a empresas como Samsung, LG, Nokia y otros fabricantes de teléfonos móviles.

Sin embargo, considerando que una buena porción del catálogo de patentes ya ha sido licenciado, el valor de la cartera completa es inferior para un potencial comprador. Anteriormente se supo que las ofertas recibidas por Kodak eran considerablemente inferiores a sus propias previsiones. Sin embargo, esto ocurrió antes que Google y Apple anunciaran su participación. Sin embargo, el hecho que ahora se hayan asociado para hacer una oferta conjunta anula la gran esperanza de la gerencia de Kodak: que ambas empresas iniciarán una guerra de pujas.

Fuente: Diario TI