La plenaria de la Cámara de Representantes aprobó, en segundo debate, el Plan Nacional de Desarrollo, compuesto por 262 artículos, los cuales pasarán este jueves a ser discutidos en la plenaria del Senado, donde se espera que sean aprobados para pasar a sanción presidencial.


“Hemos dado un paso muy importante, este es el Plan de Desarrollo más debatido y concertado en la historia del país y tenemos seguridad de que sus tres pilares –paz, equidad y educación-, no serán letra muerta”, afirmó el director del Departamento Nacional de Planeación, Simón Gaviria Muñoz.

El proyecto, que pasa de inmediato a la plenaria del Senado, contempla una serie de artículos que causaron polémica entre todas las bancadas, por tocar temas como la salud, el aumento en la cobertura de servicios públicos domiciliarios, la formalización de la explotación minera, la protección de los bosques y páramos, la ampliación de la infraestructura vial, el desarrollo de ciencia y tecnología, el acceso a la seguridad social y los sistemas alternativos de transporte.

Según Gaviria, el plan tendrá un costo estimado de $703,9 billones, el cual será sostenible desde el punto de vista fiscal, pese a la caída en los precios internacionales del petróleo.

Entre los artículo más polémicos que fueron aprobados por la Cámara de Representantes está el que le otorgará facultades extraordinarias al Presidente de la República para reformar el campo, como un articulado que permite destacar a la mujer rural y su papel que cumple en la sociedad.

Por su parte, en los temas de ambiente, según el ministro de Ambiente, Gabriel Vallejo, “le fueron aprobados un número importantes de artículos, entre ellos el tema de crecimiento verde, los pagos por servicios ambientales, el trabajo que se debe hacer en los humedales, la forma como se van a delimitar los 36 páramos del país, entre ellos uno que ya está, que es el de Santurbán, y el tema de licenciamiento ambiental, que busca mantener los tiempos de 4,5 meses para aprobar las licencias ambientales”.

Dentro de los artículos aprobados que tienen un impacto social directo para la población colombiana está el que prorroga los subsidios de energía y gas hasta el 31 de diciembre, con el fin de beneficiar a los estratos que los tienen en razón de la Ley 1117 del 2006.

Adicionalmente, se abre la posibilidad de que los usuarios puedan comprar energía a través del sistema prepago a las empresas generadoras, distribuidoras y comercializadoras de este servicio.

El ministro de Minas y Energía, Tomás González, aseguró que en el artículo aprobado sobre alumbrado público, debe tener orden en el servicio. “Hoy en día hay un gran desorden en que el servicio ni se presta en las condiciones que se requiere ni se factura de la mejor forma. Lo que está haciendo el Plan es dando los principios sobre cómo se tiene que prestar el servicio y estableciendo unos mecanismos para que el Gobierno pueda fijar cuáles son las remuneraciones correctas respetando varios principios. El alumbrado público es algo que toca a los 1.120 municipios que hay en Colombia”, dijo.

Uno de los artículos polémicos es el que garantiza la efectiva prestación del alumbrado público, donde se pone fin a un impuesto creado desde el siglo pasado y se establece una contribución con la que se busca ampliar la cobertura de dicho servicio bajo el principio de eficiencia.

El Plan Nacional de Desarrollo buscó que artículos como el que permite la masificación del uso del gas, otorgue subsidios a usuarios de estratos 1 y 2, para que puedan hacer la conexión domiciliaria que les permita tener el servicio en sus casas.

Respecto al tema del servicio de transporte público, se contemplan acciones para dar el salto de sistemas autosostenibles a sostenibles, es decir, que haya otras fuentes de financiación y operación distintas a la tarifa que se cobra al usuario.

Además, se da vía libre al Gobierno para que apoye económicamente la implementación de los sistemas masivos, integrales y regionales en las ciudades colombianas que no cuentan con este servicio.

En el tema de Educación, el Plan Nacional de Desarrollo aprobó la obligatoriedad de la educación media hasta el grado 11, la jornada única escolar de mínimo 7 horas y la convalidación de títulos extranjeros.

Adicionalmente, la focalización de los subsidios a los créditos del Icetex a través del Sisbén, permitirán el acceso a esos préstamos de estudiantes de los estratos 1, 2 y 3, que pagarán cero intereses o por debajo de las tasas comerciales.

Cabe resaltar que la plenaria de la Cámara de Representantes decidió eliminar el artículo que permitía la afiliación a la seguridad social integral de los trabajadores dependientes por periodos inferiores a un mes o por días, adicionalmente el de gestión financiera pública y el controversial propuesto por el partido Alianza Verde, que pensaba incrementar el costo de la tarifa del servicio público de agua.

Colprensa