Apropiación del espacio público perjudica a la comunidad de Julio Rincón

La esquina ubicada entre la calle 46 y la transversal 9 este se destaca por ser la entrada principal a la comuna cuatro desde Quintanares, la misma es descrita como la puerta de Julio Rincón debido a que limita con la principal vía de acceso al barrio, la cual actualmente está siendo intervenida para realizar obras de pavimentación.


La ubicación central de ese espacio público se concebía como un sitio estratégico para el paso de los peatones, era usado principalmente por niños y jóvenes estudiantes, ya que diagonal al mismo se encuentra la Institución Educativa Julio César Turbay. Al respecto, Johan Carreño, habitante de Julio Rincón agregó: “Contábamos con un espacio en el que estaba un camino hecho por la comunidad, ese camino facilitaba el acceso de personas en silla de ruedas o aquellos que llevaban coches o carritos de mercado”, explicó.

Sin embargo el inconformismo de la comunidad se despertó cuando un habitante se ubicó sobre la esquina invadiendo el espacio público al instalar una caseta, la cual empezó a usar para su negocio de montallantas. Según Julio Guzmán, comerciante del sector, “si bien nosotros no nos sentíamos cómodos, tampoco acusábamos o intentamos sacar al señor, puesto que todos tenemos derecho a trabajar”, relató. Sin embargo para la comunidad no dejaba de resultar inadecuada la ubicación de los neumáticos y el uso que él le estaba dando al andén, ya que de acuerdo con los habitantes ahora el propietario del negocio atraviesa los vehículos sobre el espacio peatonal sin importar el tamaño, obstruyendo la bajada de las escaleras que conectan a Julio Rincón con la avenida Quintanares.

“El domingo 4 de octubre el lote estaba como de costumbre, sin embargo el señor esa misma noche empezó a cercar todo el espacio que comprende la esquina, y selló y destruyó el camino hecho desde hace más de 20 años por la comunidad; finalmente todo apareció totalmente cercado con madera de bambú y polisombra el lunes festivo por la mañana”, explicó Lidia Mora, residente de Julio Rincón.

La comunidad especificó que además de la apropiación indebida del espacio público y la obstrucción de la entrada al barrio, el cerramiento hecho por el individuo empezó a generar problemas de inseguridad para los peatones, ya que en las noches la polisombra sirve de foco para que los vándalos se escondan ahí, aprovechando para atracar a los transeúntes.

En vista de la gravedad de la situación, como primera instancia los miembros y afiliados a la Junta de Acción Comunal del barrio, decidieron presentar la inquietud al cuadrante del sector. Carlos Herrera, como prefirió llamarse el denunciante, relató: “Una vez acudimos a la Policía, ellos le llamaron la atención al señor, pero él sacó unos documentos de compraventa en los que especificaba que era el dueño del predio; los policías le aceptaron el documento y permitieron que siguiera ocupando el espacio. Cabe resaltar que esa afirmación no puede ser cierta, puesto que el predio pertenece a la administración municipal y a la comunidad”, puntualizó el habitante.

Teniendo en cuenta la respuesta y actuación por parte de los agentes, la comunidad se dirigió a la Secretaría de Planeación, donde hablaron con el profesional a cargo, quien posteriormente fue al sitio y corroboró la situación y se comprometió a pasar un oficio firmado por el secretario de planeación a la Inspección de Policía a cargo de la comuna para que se efectué el debido proceso de recuperación del espacio. Sin embargo, ahora la preocupación de los líderes es que ya se cumplió una semana y de acuerdo con la respuesta por parte del ingeniero, aún no se había obtenido la firma del secretario.

Por su parte el funcionario afirmó: “El documento ya está listo y fue pasado al secretario de planeación para que lo firme, en este momento debe estar en sus manos; con la firma puesta nos podemos dirigir a la inspección de policía de la comuna para que realice lo antes posible la recuperación del espacio. Aclaro que planeación es la dependencia que da la valoración técnica, mas no funcionamos como autoridad, hacemos el estudio y enlace con las autoridades que deben corregir el asunto”, detalló.

Para concluir, la comunidad le ha manifestado a los líderes que en caso de no observar resultados, ellos mismo procederán a hacer la toma y recuperación de la que era la entrada principal al barrio Julio Rincón.

cargando...