Luego de varios intentos fallidos y una situación que se ha salido de control, la Secretaría de Gobierno ha iniciado un proceso que tiene como objetivo recuperar de una vez por todas el espacio público, a fin de organizar las calles de Soacha y ofrecer a los vendedores informales una alternativa que les permita dejar de trabajar en la calle.


El proceso comenzó el pasado 10 de mayo en la Plaza Principal de Soacha y algunas vías aledañas como la Cr. 7 y la Cll. 14, logrando despejar en gran proporción los sectores que hasta hace pocas semanas eran completamente intransitables. La idea es lograr que el municipio quede sin un solo vendedor ambulante en sus calles, particularmente en sitios neurálgicos como la Cll.15 en la comuna seis, la Cll.13 en el centro, la Av.30 de San Mateo, Quintanares y Compartir.

La iniciativa es liderada por el Secretario de Gobierno, Óscar Giovanny Ramírez, quien a diferencia de los intentos realizados por sus antecesores, ha diseñado una estrategia que entre otras cosas, ha dispuesto de un grupo élite de funcionarios de planta de la Administración Municipal, para que se encarguen de este proceso que ha sido pensado a mediano plazo. Igualmente, se está trabajando en la implementación de programas sociales que permitan apoyar a las familias que dejen de trabajar en la calle, a fin de buscar opciones de empleo y generación de ingresos.

“Hemos coordinado con los inspectores municipales de policía la intervención en el espacio público invadido por los vendedores ambulantes. Esta intervención consiste en la implementación de varias actividades de volanteo y charlas para lograr informar a todo el municipio lo que se va a realizar con el plan de recuperación del espacio público. Así mismo tenemos las acciones que nos dicta el Decreto 017 del 2005, el cual dice que a los vendedores ambulantes se les requerirá por parte de la Policía Nacional, y se les exhortará verbalmente a que abandonen el espacio público…
…En caso de que no accedan a esto, la fuerza pública tiene la facultad de incautar la mercancía y dejarla a disposición de la jurisdicción que corresponda, para que se inicie el procedimiento residual, establecido en la ordenanza 14 del 2005, donde hay un debido proceso. En éste se escuchará la explicación del implicado, se establecerá por qué estaba ocupando el espacio público y se definirán las sanciones correspondientes”, explicó Elberto Ariza, Director de Apoyo a la Justicia de la Secretaría de Gobierno de Soacha.

Ariza expresó que los artículos 67 y 82 de la Constitución Política, obligan a las autoridades a intervenir y hacer que se respete el espacio público, pues este no se puede ocupar para actividades que generen lucro. El funcionario manifestó que hay personas ‘explotadoras’ de ese espacio, encargadas de cobrar dinero a los comerciantes informales para que puedan trabajar.

“En términos estadísticos yo no calculo más de un 5% de vendedores ambulantes, porque el resto, a veces, son los mismos dueños de establecimientos comerciales que sacan sus mercancías al espacio público”, sostuvo el Director de Apoyo a la Justicia.

Hablan los vendedores:

Aunque el equipo creado por la Secretaría de Gobierno ha socializado el proceso de recuperación del espacio público con los vendedores que ya han sido retirados, aún hay muchos que desconocen la medida, lo cual ha creado expectativa e incertidumbre, más que nada porque no se sabe a ciencia cierta qué va a pasar cuando los vendedores que llevan mucho tiempo ejerciendo su actividad en la vía pública, sean retirados de allí.
Luis Fernando López es uno de los vendedores de la Cll.13, que durante mucho tiempo presidió la Asociación Soachuna de Vendedores Informales Unidos (ASVIU). López aseguró que se han hecho varias propuestas a la Administración Municipal, para que se busque un sitio adecuado donde estas personas puedan trabajar en una calle principal. Para el vendedor, una opción que se podría contemplar en esta propuesta, es la de adquirir un préstamo con entidades financieras a intereses bajos, a fin de financiar la adquisición de un local comercial:

“La ley es clara cuando dice que la reubicación debe hacerse, siempre y cuando exista una propuesta para que los vendedores ambulantes puedan seguir ejerciendo su labor. Varios vendedores estamos incluidos en un censo realizado en el 2008, que identificó a los vendedores que son de Soacha, y les otorgó un carné que certificaba esa condición. Si viene la Secretaría de Gobierno y me dice que debo desocupar el espacio público, pero me ofrece un sitio para trabajar como lo dice la ley, acepto de inmediato porque no puedo ir en contra de las reglas, siempre y cuando no se me violen mis derechos”, expresó López.

“Si se va a recuperar el espacio público y se hace una reubicación, esta debería ser únicamente para los vendedores de Soacha, además el proceso debe hacerse por la vía del diálogo, para evitar que nos atropellen y vulneren nuestros derechos. En caso de que se realice una reunión que permita la concertación entre la Administración Municipal y los vendedores ambulantes, deben asistir representantes escogidos por nosotros”, agregó Deisy Garzón, vendedora ambulante de Soacha.

Milton Núñez, es otro comerciante informal que lleva 2 años ejerciendo este oficio. Él desconoce la el proceso que ha iniciado la Secretaría de Gobierno, aunque indicó que la recuperación del espacio público es una buena propuesta. Como sucedió con muchos de sus colegas vendedores, la necesidad fue la que lo llevó a trabajar de esta manera, sin embargo expresó que “quiero salir de la calle, pero para eso debo montar un local y no tengo los medios económicos suficientes para hacerlo. Alguien debería ayudarnos con uno con un préstamo bancario para acceder a un local, si esto sucede dejaré de ocupar el espacio público”.

La idea que exponen varios vendedores, es que por intermedio de la Administración Municipal se ayude a obtener un crédito para cada vendedor, entre 5 y 10 millones de pesos. Esto debe ir acompañado de una concertación donde todos los vendedores se responsabilicen de pagar su deuda, pues ese dinero iría a un fondo para la compra de un terreno, que posteriormente será utilizado para construir un Centro Comercial. En ese sentido, la Administración no tendría que poner recursos, sino la voluntad de ayudar a conseguir los créditos, de tal manera que se pueda acabar el problema de raíz.

“La Administración Municipal está recuperando el espacio público, eso me parece bien porque las calles han sido invadidas por muchos vendedores ambulantes de Bogotá. Es mejor que se haga una reubicación, porque además de despejar las calles, se embellecerá el aspecto del municipio. Pienso que se podrían armar carpas donde se ubiquen los vendedores, y en las vías ocupadas se podrían poner en marcha prácticas que beneficien al medio ambiente, como la siembra de árboles y el adecuado manejo de las basuras”, concluyó Juan Solarte, ciudadano de Soacha.

Nota: Este artículo es producto de la práctica estudiantil realizada en las clases del programa de Comunicación Social de la Uniminuto regional Soacha.