Para este año se espera comenzar el desarrollo del Plan de Manejo y Conservación (CMP, por sus siglas en inglés) para los delfines de río en los ríos Amazonas, Orinoco, Tocantins y Araguaia. Este resultado sería parte del esfuerzo coordinado entre un equipo de Brasil, Colombia, Ecuador y Perú, que incluyó comisionados de los gobiernos, científicos y técnicos con amplia experiencia en la conservación de estos cetáceos.

Este gran paso regional por la conservación de los delfines de río es resultado del visto bueno que el Comité Científico de la Comisión Ballenera Internacional (IWC, por sus siglas en inglés) dio a la propuesta de CMP presentada por los cuatro países el pasado 22 de mayo. Éste es el máximo organismo científico internacional que se encarga de las regulaciones relacionadas con los cetáceos.

Los delfines de río enfrentan amenazas que incluyen la pesca incidental, cacería, mortalidad en redes de pesca, pérdida de hábitat, contaminación, cambio climático y perturbaciones acústicas, explicó Andrea Ramírez, directora de Asuntos Marinos y Costeros y Recursos Acuáticos, del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de Colombia. La directora Ramírez sustentó la propuesta ante el comité, y destacó el apoyo recibido en este proceso por parte de organizaciones de la sociedad civil de los cuatro países que conforman la Iniciativa de Delfines de Río de Suramérica (SARDI, por sus siglas en inglés).

Justamente este es uno de los hitos más importantes para SARDI, iniciativa conformada por las organizaciones Faunagua, Fundación Omacha, Instituto Mamirauá, Prodelphinus, Solinia y WWF. Esta Iniciativa ha hecho un trabajo extenso que ha incluido la estimación de abundancia y el monitoreo satelital de delfines de río en Brasil, Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú y ha señalado el peligro de amenazas como las hidroeléctricas, que fragmentan la conexión de los ríos por los que se mueven los delfines. Los resultados de esta investigación fueron pieza clave para desarrollar la propuesta y lograr el visto bueno por parte de la Comisión Ballenera Internacional (CBI).

Fernando Trujillo, director de la Fundación Omacha e integrante del Comité Científico de la Comisión Ballenera, dijo que el CMP llega en un momento importante ya que hace un año la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) categorizó a los delfines de río como En Peligro (EN) de extinción, lo que hace que sea urgente implementar acciones para su conservación.

Agregó que lo importante es que se logre una coordinación política y legislativa entre los cuatro países para emprender acciones conjuntas que permitan contrarrestar factores que atentan contra la supervivencia de estas especies como la contaminación por mercurio, la deforestación y la pérdida de conectividad de los ríos debido a las hidroeléctricas.

Nuevo Siglo.com