Erika Jaramillo, voluntaria desde hace más de 24 años en  Ciudadela Sucre de la comuna 4 del municipio de Soacha,  promueve el cambio social de su comunidad  por medio del arte y las manualidades

“No había colegios en el barrio, no teníamos profesores ni nada”, comenta Erika, una de las gestoras de este proyecto. A partir de la necesidad de alfabetización en esta zona marginada de Soacha, un grupo de jóvenes, incluida ella, decidió convocar a personas de diferentes edades, enseñarles a leer y escribir, sin importar el lugar (casas, habitaciones), lo importante era transmitir sus enseñanzas a quienes  que no tenían el acceso a la educación.

En el año 2012 nació la iniciativa de fundar “Arte en retazos”, donde sus creadoras se capacitaron en artesanías, bisuterías, tejidos, muñecas en tela, arte patchword, de la mano de 3 instructoras, las cuales han orientado  a más de 60 mujeres sin ánimo de lucro.

Este proyecto se consolidó gracias a un préstamo que realizó una de sus creadoras con una fundación, para sacar adelante este sueño y continuar  su labor social  encaminada a educar de manera no formal. El taller para el desarrollo de estas manualidades se encuentra ubicado en la casa de Erika Jaramillo, gestora de esta labor, en Ciudadela Sucre.

Para mantener la solidez y continuidad de este proyecto, Erika cuenta cómo administra los recursos: “Vienen, toman la clase y van elaborando  el producto, se hace ficha técnica para saber cuánto  se va en materia  prima y mano de obra, al vender el producto  ingresa nuevamente  lo de la materia  prima  y lo del artesano, la mano de obra. Esto lo hice porque  vi que había  personas que no podían  comprar la materia  prima y hacer el producto”.

Estos cuadros personalizados  tienen precios asequibles al público  que van desde $60.000 A $350.000, y el cliente  puede escoger la temática y el estilo que desee; lo más importante de esta iniciativa  es que ayuda con el medio ambiente, puesto que la materia prima que allí se utiliza es material reciclado.

La visión de Arte en retazos es “posicionar la marca de estas artesanías a nivel mundial”, aunque   poco a poco lo han venido  logrando puesto que en varias partes del mundo estas creaciones son compradas: Australia (4), Corea (2), Francia (1), Estados Unidos (1), Canadá (1) y Colombia (20).

El  sueño de unos jóvenes se ha convertido en una realidad, una iniciativa que aporta al cambio social en el municipio de Soacha.

Para solicitar información y domicilios, puede contactarse al 320 3161848.

Por Edna Rocío Vanegas