En cercanías a un potrero del sector Altos de la Florida, fue hallado el cuerpo sin vida de Jeison Reyes, un joven de 21 años, comerciante de frutas y verduras en la plaza de Soacha.


La familia Reyes Sa­lamanca había vivido hace cinco años el dolor del asesinato de uno de sus parientes, con tristeza, repiten la historia, pues el cuerpo de Jeison Reyes fue encontrado en inmediaciones de un potrero en el barrio Altos de La Florida.

Las hermanas del joven recibieron el martes en la mañana por parte de unos amigos de Jeison la noticia de su muerte. Rápidamente fueron al lugar indicado, en donde evidenciaron que allí estaba el cadáver, amarrado con cordones de zapato y con un orificio en la cabeza, señal de que el joven fue asesinado por un disparo en la cabeza.

Jeison Re­yes Salamanca se crió entre frutas, verduras y hortalizas, pues su familia toda la vida ha trabajado hones­tamente en la plaza de mercado de Soa­cha, donde pasó sus últimos días madrugando y ayu­dándole a su mamá y hermanos con el único objetivo de salir adelante. Según relatos de los familiares, el joven era un muchacho jui­cioso y trabajador, que en su tiempo libre le gustaba ir a fiestas y compartir con los amigos, siempre mos­tró ser un hombre muy correc­to, honesto y trabajador.

Sin embargo, la familia no se explica las causas del asesinato, unidades de la Sijín tratan de establecer si se trató de algún ajuste de cuentas o si por el contrario, el homicidio tiene que ver con una de las mayores pasiones de la víctima, el fútbol, y su gran amor por el equi­po de Millonarios.