No es fácil para un líder comunal enfrentarse a una comunidad escéptica y más cuando muchos relacionan el nombre de su barrio con droga, delincuencia y pobreza.


periodismopublico-211.jpgPero son las circunstancias adversas las que miden el compromiso de quienes se someten a representar a un sector con la problemática propia de La María, un barrio ubicado en la comuna tres de Soacha, y que aún busca legalizar alrededor de 180 predios.

Tradicionalmente La María se ha caracterizado por la ausencia de parques, vías destapadas, caños al aire libre, ‘zorreros’, pobreza y hasta enfermedades respiratorias, especialmente en los menores de edad. Sin embargo en sus 19 años de vida jurídica son muchas las cosas que han cambiado, aunque todavía enfrenta el estigma del barrio lejano y conformado por invasores.

Sus líderes comunales piden más intervención del municipio en temas como el deporte, la recreación, el mantenimiento vial, el transporte, la seguridad y la legalización de predios. A la empresa de acueducto le solicitan continuidad en los trabajos para concluir los alcantarillados de aguas lluvias y negras, y la canalización de un tramo de Río Claro para que la ronda no afecte a los 150 propietarios que viven a lo largo de este caño.

José Sasa, presidente de la Junta de Acción comunal del barrio denunció que la construcción del alcantarillado de aguas negras y lluvias es incierto debido a que la Empresa de Acueducto sólo concluyó las obras en Olivos I y II, dejando pendiente el cuarto sector y al barrio la María. “El ingeniero Javier Verdugo de la E.A.A.B. dijo que los recursos no alcanzaron para ejecutar la totalidad de los trabajos, pero que en Diciembre de 2009 se firmó un nuevo contrato para ejecutar el resto de la obra; nos reunimos con él y nos dijo que el contrato cubría estudios y diseños para la comuna tres, pero que los 43 mil millones que habían sido asignados se trasladaron para los colectores San Mateo y darle viabilidad al Transmilenio, aunque el señor alcalde me manifestó que en el Plan Departamental de Aguas había plata disponible y que era cuestión de mirar”, expresó el líder comunal.

En el tema de legalización aclaró que el presidente de la junta del año 2000, Vitaliano Bermúdez, no aclaró que alrededor de 180 predios quedaban por fuera del plan, unos por afectación de ronda del caño y otros por líneas de alta tensión.

El presidente comunal manifestó que se ha trabajado la idea para que la Empresa de Acueducto desvíe el caño Río Claro en Box Culvert y así evitar la afectación por parte de quienes construyeron las viviendas en la ronda hídrica. Para Sasa esa es la mejor alternativa, aunque también se ha pensado en la posibilidad de comprar los predios y reubicar a las familias afectadas.

El problema, según el líder comunal, son los 30 predios afectados por las líneas de alta tensión. “Lo que pasa es que Codensa exige 10 metros de distancia entre el centro de la torre o el poste hasta la vivienda, aunque no han sido claros si es hasta el andén o hasta la casa como tal; es un problema muy complejo que estamos mirando cómo se soluciona”.

Por su parte Silvino Cárdenas, fiscal de la Junta de Acción Comunal, aseguró que otro de los problemas que enfrenta el barrio es el pésimo estado de sus vías. Al igual que don José, afirmó que se ha solicitado en repetidas ocasiones al secretario de Infraestructura la maquinaria para nivelar las abandonadas calles del barrio, pero que hasta ahora no ha sido posible.

Respuesta del secretario de Infraestructura

En cuanto al tema de la maquinaria para arreglar y mantener las vías del barrio la María, el secretario de Infraestructura Pastor Humberto Borda dijo que ya está prácticamente definido el tema. “Sabemos que es un sentir de la comunidad y creemos que esta semana queda eso listo, aunque hay que esperar qué pasa con las lluvias porque el agua es como un cáncer para las vías; así le metamos fresado o base granular se nos va dañar, lo importante es que haga bueno para comenzar”, anunció.

En cuanto al tema de los alcantarillados de aguas lluvias y negras expresó que “habría que hacer la evaluación y tener la información precisa de la Empresa de Acueducto porque fue esta la que adelantó el proyecto; toca hablar con ellos, mirar qué pasó y por qué no se hicieron las obras en la María y Olivos IV, y si llegaran a faltar recursos, nosotros como administración hablaremos para que se garantice la terminación de los trabajos en el corto y mediano plazo.

En el tema de legalización, Borda indicó que lo que ha dicho la E.A.A.B. es que prácticamente desde el río Tunjuelo se viene haciendo la canalización de las aguas.” Ellos nos han requerido para la restitución del espacio público o ronda de Río Claro porque son normas que se deben cumplir; lo que hay es que restituir esos predios para desarrollar las obras, hacer dragado, limpieza y adecuación hidráulica, pero lo más lógico es la restitución”.

fanzine-1.jpgY lo del parque qué?

Los habitantes de la María insisten en la terminación de la cancha múltiple para ver concluido el parque que los acompaña. Es un pequeño espacio que ya fue intervenido donde se construyeron juegos infantiles y se fundió una placa de concreto.

“Se hizo una orden de trabajo por parte del IMRDS para un ingeniero William Ospina; él se comprometió a fundir la placa en concreto, pero la verdad para nosotros quedó mal hecha. Hemosjovenes-2.jpg hablado en dos oportunidades con el alcalde y se comprometió a ayudarnos para mejorar la obra. Nosotros aspiramos a que el Instituto nos ayude a terminar la cancha, porque la parte de los niños ya se hizo; necesitamos son las mallas contra impacto, los arcos, los tableros y la terminación de la placa”, puntualizó José Sasa.

Responde el Instituto

La arquitecta Sonia Sánchez del Instituto Municipal de Recreación y Deporte de Soacha explicó el motivo por el cual la cancha no se ha terminado. “El proyecto para la construcción de la primera parte, es decir el parque infantil, fue socializado previamente con la comunidad, aunque hay que decir que fueron los mismos habitantes los que solicitaron la cancha múltiple. El diseñador, en su calidad de consultor, dijo que ahí no cabía una cancha con las medidas reglamentarias porque el espacio era muy pequeño”, explicó.

Sin embargo la arquitecta manifestó que “el compromiso del Instituto es diseñar algo así como un parque de bolsillo, porque además el espacio está muy contiguo a las casas; hemos pensado en habilitar allí una actividad pasiva (parque infantil, plazoleta de adulto mayor, por ejemplo), porque un polideportivo requiere actividades mucho más dinámicas, más espacio y que no quede tan cerca a las casas para no tener problemas de mallas contra impacto, balones y todo eso que molesta a los vecinos”.

Cabe precisar que frente a la construcción de la cancha en la María y a la solicitud de cubrir el espacio con teja , existe un concepto de la secretaría de Planeación de mayo 28 de 2010 donde textualmente dice: “No es viable la construcción de una cubierta encima de una placa por tratarse de una zona de sesión que es espacio público, a su vez que debe dejarse un aislamiento mínimo de 15 metros en todos sus costados, por consiguiente sólo se permite la construcción o mantenimiento de cubiertas en escenarios deportivos o coliseos”.

Finalmente la arquitecta manifestó que “la administración siempre ha querido dialogar y concertar con la comunidad de la María, ellos han pasado muchas solicitudes para hacer la cancha pero hemos sido claros en decirles que es difícil por las condiciones de espacio. Hay unos estudios y diseños que dicen que no se cumple con las medidas reglamentarias. Sin embargo insistieron tanto que el Instituto colocó una placa, una especie de plazoleta, pero no la cancha como tal porque va en contra de los estudios y diseños. Ahora, consideramos que con la inauguración del parque de Olivos ellos van a tener las canchas muy cerca, y lo que estamos haciendo con el interventor es evaluando para hacer en la María otra actividad y así completar la segunda fase”.