La Unidad de Mantenimiento Vial (UMV) aseguró que hacer una ciclorruta en reemplazo de la que hay por el centro de la calle 13, le costará a Bogotá unos $5.300 millones.

Lo preocupante es que ese dinero se invertirá sólo para construir el tramo entre las carreras 97 y 135, que equivale a 3,6 kilómetros en la zona de reserva vial, y será una cicloruta temporal, mientras entre 2021 y 2022 se estructura el proyecto de ampliación de la calle 13.

En el informe de la UMV se especifica que se trabajará una solución temporal de 4,20 metros de ancho, de los cuales 3 metros serán destinados para la circulación de bicicletas y 1,20 metros para peatones. “En algunos sectores, por el espacio disponible, se reducirá la sección, pero en ningún caso el ancho de la ciclorruta será inferior a 2,40 metros y siempre existirá espacio para los peatones”.

El director de la UMV, Álvaro Sandoval, dijo que no solo se adecuará una ciclorruta, sino que se mejorará el sector. Además, aseguró que los trabajos ya empezaron en el primer tramo de intervención, es decir, el que va entre las carreras 97 y 100. “El jueves estábamos colocando un geotextil. Una vez compactemos, empezaremos a poner la capa asfáltica”.

La obra se dividirá en seis tramos. Cada uno tendrá un cronograma diferenciado. El primero en estar listo sería el que va entre las carreras 97 y 100, que inició trabajos el 4 de enero y estaría listo el 15 de febrero. Luego irían comenzando y terminando los trabajos de los otros cinco tramos hasta finalizar todo el proyecto el 7 de mayo.

La ciclorruta será hecha a nivel de la vía, e irá segregada del carril de vehículos y de los peatones por un sistema de taches amarillos, similar al que se ve hoy en la ciclorruta de la carrera 7.ª. Los peatones, por su parte, transitarán del lado interior de la intervención. En orden de adentro hacia la vía irían: la zona peatonal, la ciclorruta, los paraderos (cuando los haya) y, luego, la calzada vehicular.

Apoyo: eltiempo.com