Hoy arranca la camapaña más grande de reciclaje en Bogotá, los primeros meses se impondrían sanciones pedagógicas y posteriormente con multas que se verán reflejadas en el aumento del valor a pagar en la factura de aseo.


Lo anterior es efecto de la Resolución 701, que expidió el Gobierno Distrital, por la cual dispuso que todo suscriptor debe sacar en bolsa blanca el material reciclado frente a las viviendas, por lo menos tres horas antes de que pase el carro de la empresa que recoge las basuras ordinarias.

El alcalde Petro explicó que el reciclaje en la fuente se dará con horarios establecidos que señalan que los ciudadanos deberán sacar las bolsas blancas con los materiales reutilizables y tres horas antes de que pase el camión recolector por cada uno de los hogares bogotanos, para que los recicladores de oficio tengan el suficiente tiempo para realizar su labor. Obviamente siendo un deber tendrá una sanción el no cumplimiento de ese deber; donde no se separe en la fuente el aseo valdrá más”, dijo el burgomaestre.

Por ejemplo, si la ruta ordinaria del aseo pasa tradicionalmente los martes, jueves y sábado a las 7 de la noche, esos mismos días tres horas antes (4 de la tarde, como máximo) deberá sacarse la bolsa blanca con el reciclaje. Si solo se tiene material aprovechable para sacar una vez por semana, también lo puede hacer, explicó la directora de la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos (Uaesp), Lucía Bohórquez.

Una vez se deja la bolsa blanca con el reciclaje en la calle, el reciclador de oficio tiene la obligación de alzarla completa, por cuanto le quedó prohibido abrirla y dejar regueros de residuos en el espacio público, de acuerdo con esa disposición.

Bohórquez informó que inicialmente a los suscriptores infractores no les impondrán las sanciones dispuestas a través de la resolución, que van desde el llamado de atención hasta las multas que, según la gravedad y reincidencia, podrán llegar hasta los dos salarios mensuales (cerca de 1’179.000 pesos). Los comercios e industrias tendrán multas hasta de 20 salarios mensuales: 11’790.000 pesos.

De igual manera, el mandatario capitalino aseguró que ningún ciudadano propietario de una casa o de una propiedad horizontal podrá cobrarle a los recicladores por la entrega del material reutilizable ya que esto se constituye como un delito.

Finalmente, el Alcalde dijo que con la separación en la fuente de todos los ciudadanos “va a aumentar el tonelaje que se pagará a los recicladores y disminuirá el tonelaje que va diariamente al Relleno Sanitario de Doña Juana, ese es el impacto ambiental de la construccion de la cultura de separación en la fuente”.

En la ciudad hay 13.757 recicladores censados, de los cuales 3.469 están inscritos y han recibido pagos por aprovechamiento, cercanos a los 1.217 millones de pesos.