Contratistas de la empresa que se desplazaban en un vehículo, una moto y a pie fueron agredidos y amenazados. También les robaron una cámara de trabajo.

El hecho sucedió esta semana en los  barrios Rincón del Lago y Bella Vista parte baja de Ciudadela Sucre, comuna cuatro de Soacha, cuando los contratistas estaban tomando lectura en los contadores.

Una funcionaria agredida aseguró que ella y varios de sus compañeros fueron agredidos y amenazados.

“En horas diferentes  fuimos víctimas de vandalismo, injusticia y angustia. En los barrios mencionados alrededor de 15 personas con machetes y piedras rodearon la moto y el carro respectivamente;  en mi caso nos pedían bajar el vidrio y desconociendo sus intenciones nos rehusamos, pero su respuesta fue romper el panorámico. A mí me lastimaron  el brazo con una piedra y junto a mi compañero quedamos con heridas leves en las manos a causa de las esquirlas”, aseguró.

El panorámico del vehículo y uno de los vidrios laterales fueron rotos a piedra

La misma contratista, quien trabaja como gestora social de  la empresa, aseguró que a otros de sus compañeros que se desplazaba en motocicleta también lo agredieron. “A él le robaron una cámara de trabajo y a nosotros nos quitaron los celulares pero  luego nos los regresaron y nos dejaron ir”.

La contratista de Enel-Codensa hizo un contundente llamado para que estos hechos no se repitan y llamó la atención de la comunidad para que se informe que su labor no busca más que brindar un servicio público. “No queremos perjudicarlos, nosotros como trabajadores salimos diariamente a realizar nuestras labores y a cumplir nuestras funciones,  siendo víctimas también de este sistema de angustia por el que vivimos los colombianos en tiempos de pandemia”, reiteró.

Finalmente, la gestora social insistió en que ellos son sólo trabajadores al servicio de una empresa y considera que no es justo que sean víctimas de esta clase de ataques, por lo que llamó la atención para que a cualquier funcionario que se desplace a pie, en moto o vehículo, se le respete su forma de trabajar.