A plena luz del día, en medio de negocios abiertos y a una cuadra del Movistar Arena, dos delincuentes en motocicleta perpetraron un nuevo atraco con arma de fuego en Bogotá.

Frente a un taller, dos hombres hablaban y miraban un celular, cuando de un momento a otro aparece un hombre caminando que pasa por frente de ellos, pero tres metros adelante se devuelve, saca un revólver y les apunta.

El sujeto que les apuntaba les pidió el celular, pero uno de los hombres entró en shock, lo que enfureció al ladrón y este le pegó un cachazo.

Pero en el taller se encontraban algunos empleados, quienes presenciaron la escena. Su reacción fue lanzarle al sujeto botellas, palos y lo que encontraron, lo que hizo que huyera y se subiera a la moto que su cómplice conducía.

Al parecer, el delincuente se había bajado de un carro con vidrios polarizados, pero en el momento del atracó apareció la motocicleta para escapar más fácil.

Por fortuna ninguno de los disparos impactó en las víctimas ni en ninguna persona que se encontraba en la zona el sábado pasado sobre las 3:30 p.m.