Descaradamente los delincuentes roban porque tienen “campaneros” que avisan en caso de que la Policía haga presencia. Ver video

Una gran problemática se ha desatado en varios barrios del municipio de Soacha, ya que la inseguridad se ha disparado de manera impresionante, especialmente en estos momentos de cuarentena, en donde muchos sectores de la ciudad se han visto gravemente perjudicados.

Aunque las quejas sobre inseguridad se reportan desde diferentes sectores y comunas de la ciudad, en este caso se evidencian en barrios como La Fragua, Cobec y Villas de Santa Rosa, de la comuna dos,  donde los residentes manifiestan  de manera alarmante el hecho de que en esta zona la presencia de los delincuentes se ha disparado de una forma impresionante, donde las personas ya temen salir a las calles por miedo a sufrir algún tipo de atraco o lesión física.

En diferentes ocasiones ha sido posible evidenciar estos robos que se han generado, por medio de cámaras de seguridad que se encuentran en algunos sectores, en donde se puede observar la manera de operar de los delincuentes, ya que generalmente son personas en motos o bicicletas que utilizan estos medios para robar y poder huir con mayor facilidad.

“Atracan a las personas con este modo de operar; en cámara observamos cómo desde una moto le roban el celular a una chica, anteriormente se presentó también un robo en donde le quitaron la bicicleta a un señor que salía de su casa, y en video se ve como intentan herirlo con un puñal. En la parte de Hogares Soacha, en los andenes se ve que hay vendedores ambulantes y eso hace más fácil que se escabullan entre las personas y puedan tener facilidad de robar, ya que el paso peatonal es muy complicado y reducido”,  comenta Edgar Mayorga, presidente de la JAC del barrio La Fragua.

Lo grave de las denuncias es que son barrios que quedan a dos minutos del parque principal y muchos residentes coinciden en que la Policía no llega ni pasa cuando se necesita. Además la comunidad denuncia que en la bahía ubicada al lado de la cancha  de Villas de Santa Rosa se hace un grupo de muchachos todos los días, los cuales atraen a otros jóvenes de la Fragua y El Cobec, y que a su vez algunos tienen relación con delincuentes, pero que las autoridades no hacen nada al respecto.

Lo cierto es que la comunidad busca que las autoridades hagan presencia en estos sectores debido a que la inseguridad se ha incrementado de manera alarmante  y los residentes se han visto perjudicados, especialmente en esta época de cuarentena, entonces lo que piden es que la Policía haga acompañamiento para poder eliminar la inseguridad y que los actos delictivos por fin se detengan, regresando la tranquilidad a muchas familias.

Por Natalia  Soto Parra