Cansados están los habitantes de Parque Campestre por el desorden en la entrada principal a los conjuntos, lo que repercute en delincuencia  y venta de droga.

Dicen los residentes que es una problemática recurrente en el sector, pero que las autoridades no hacen nada a pesar de los llamados constantes de la comunidad.

“La entrada por el centro comercial es un caos. Se presentan accidentes porque parquean al lado y lado de la vía, se hacen vendedores a ofrecer sus productos y hasta droga consumen en esta calle”, sostuvo una residente de Parque Campestre.

Los habitantes también aseguran  que detrás del desorden hay atracadores  y  bandas dedicadas a robar.  “Muchas veces el delincuente lo abraza a uno, le pone un cuchillo en el cuello y le quita todo lo que tenga sin que los demás se den cuenta”, añadió otro residente del sector.

Lo que preocupa es que en repetidas ocasiones han enviado fotos y videos a las autoridades como soporte para que tomen medidas, pero aseguran que no ha servido de nada.

“De vez en  cuando mandan una patrulla y los delincuentes ya saben, además quitan a los vendedores, se ubican momentáneamente en otra calle y cuando se van los policías, vuelven a su lugar de siempre”, exaltó la propietaria de un apartamento.

Dentro de los alimentos  que se ofrecen en esta vía se encuentran productos perecederos como la carne y el pescado, muchos de los cuales pierden su ciclo de refrigeración y se dañan, por eso invitaron a la Secretaría de Salud para que haga presencia en la zona y tome cartas en el asunto.

Finalmente, los habitantes de Parque Campestre aseguraron que en el sector hay una cámara de vigilancia que pertenece a la red del municipio y está conectada a la central de la Policía, pero que es como si no hubiera nada, incluso algunos aseguran que se encuentra dañada desde hace más de un año. 

 Por Patricia Conde