De lunes a viernes a las 12:30 del día, 61 maestras y maestros de la educación oficial de Bogotá, se trasladan a 17 hospitales nacionales, privados y de la red del Distrito, para llevar del papel a la práctica el concepto de una educación sin exclusiones que se adapte a las necesidades de los y las estudiantes.


Jaime Aurelio Céspedes, director del Hospital Pediátrico de la Fundación Cardioinfantil, ha sido un gran pilar en la consolidación de las ’Aulas Hospitalarias’, no solo porque en su institución fue donde se desarrolló el piloto del proyecto, sino porque es un convencido de que el programa sí tiene buenos resultados.

“Como médicos no podemos desconocer que el paciente tiene un núcleo familiar y tiene una vida escolar. Esos principios es lo que nosotros, desde el sector salud, debemos reconocer y validar como algo tan importante como la misma enfermedad”, señaló Céspedes.

Tras revisar el número de pacientes hospitalizados, los docentes recorren los corredores y de puerta en puerta, se van presentando a los familiares y menores.Además,éste año pasaron de 9 a 17 hospitales y se espera alcanzar la meta de 2014 de tener 20 ’Aulas Hospitalarias en la ciudad.