Con la adjudicación de los consorcios que se encargarán de las obras de ampliación de la Autopista Norte y de la carrera Séptima, la ciudad completa tres grandes proyectos para mejorar su conectividad con el resto del país, sumando los trabajos de la Avenida Longitudinal de occidente (ALO).


El alcalde Mayor de Bogotá, Enrique Peñalosa, explicó que los trabajos que se harán en estas tres avenidas tienen calculadas inversiones por $2,5 billones y se encuentran en etapa de prefactibilidad, con lo que hay un plazo máximo de tres meses para la presentación de los estudios.

De acuerdo con el cronograma anunciado por Peñalosa, entre marzo y abril del próximo año estarían listos los detalles relacionados con los componentes técnicos, jurídicos y financieros de las obras.

De lograrse cumplir estos tiempos, las construcciones arrancarían en 2018.

Peñalosa señaló que «estos proyectos cambiarán la historia de la movilidad y de la conectividad de Bogotá con el país. Buscamos que los tres proyectos viales tengan las mejores especificaciones técnicas, con ciclorrutas y espacios para peatones que van a generar un verdadero paradigma sobre la construcción de vías en Colombia”.

Fuente: Larepublica.co