Alegra la noticia y la comprobación fotográfica, porque, como es bien sabido, esta especie está en peligro de extinción.


A principios de este año se conoció la triste y repudiable noticia sobre el asesinato de un oso de anteojos en el Parque Nacional Natural Pisba, en Boyacá. Este miércoles, se dio la grata noticia sobre el avistamiento de una familia de la misma especie: la mamá osa y sus dos cachorros, en el mismo corredor biológico, sobre la cordillera oriental colombiana, en el Parque Natural de Chingaza, ubicado a escasos 41 kilómetros de Bogotá.

La grata noticia la entregó el alcalde de la capital colombiana, Enrique Peñalosa, con base en una fotografía captada por guardabosques de la Empresa de Acueducto de Bogotá.

“Foto de familia de osos tomada en Chingaza ayer por guardabosques del Acueducto”, reseñó Peñalosa en su cuenta en Twitter.

El oso de anteojos es una especie de mamífero carnívoro de la familia de los úrsidos, la única existente en la actualidad en Sudamérica y en Colombia subsiste en varias zonas, entre ellas en este corredor biológico que se extiende sobre la cordillera oriental, entre el centro y el departamento de Boyacá.

Fuente: Radiosantafe.com