Ocho jóvenes pertenecientes a la Fundación Artística Gedam participarán de la nueva producción del cantante samario. Ayer fue su primer día de grabación.


Daniela Castañeda, María Camila Bustos, Nicolle Guerrero, Paula Gómez, Brayan Gómez, Juan Martín García, Sugey Torres y Mateo Ortiz son jóvenes entre los 11 y 18 años e integrantes de la Fundación Artística Gedam. Gracias a su talento lograron ser seleccionados como bailarines para el nuevo video de Carlos Vives.

Al arduo proceso de selección se presentaron cerca de 600 bailarines de diferentes lugares del país, se seleccionó un grupo de cuarenta en donde se encuentran los ocho integrantes de Gedam, incluyendo a los dos jóvenes que obtuvieron el papel protagónico.

«Nos enteramos de la convocatoria a través de la página oficial de Carlos Vives, hablamos con los muchachos a ver quiénes voluntariamente querían presentarse, diez tomaron la iniciativa e iniciamos el proceso de inscripción. Fueron tres filtros de audiciones, en la primera, descartaron a dos de los jóvenes del grupo; en la segunda continuaron los ocho y la tercera volvimos con mucha energía y nos dieron la noticia de que nos habían seleccionado», explicó Mariet De Ávila, directora de la Fundación.

La selección no fue fácil y no valía llevar nada preparado, pues un reconocido coreógrafo del país fue el encargado de realizar las pruebas clasificatorias. Para elegir a los finalistas, él bailaba ritmos modernos y latinos, además de hip-hop, los participantes tenían que seguirlo con buen ritmo, expresión corporal y diversos elementos propios de las danzas. De esa manera se seleccionó al grupo de 40 bailarines.

«No sólo para los bailarines es muy importante esta oportunidad, lo es también para nuestra institución, exbailarines de nosotros también fueron elegidos, por eso nos damos cuenta que los procesos al interior de la Fundación son muy buenos», explicó la directora de Gedam.

Los ocho jóvenes soachunos estuvieron ayer en su primera jornada de grabación, el día jueves tendrán otra nueva sesión.

“Ha sido una vivencia agradable, nos han tratado muy bien y es una experiencia enriquecedora para el proceso dancístico de nuestros jóvenes, para algunos es su primera participación en este tipo de actividades», concluyó Mariet De Ávila, refiriéndose a la jornada de grabación del día martes.