Con tristeza y preocupación los residentes del barrio Rincón del Lago denunciaron el estado actual de la cancha. No es la primera vez que queda totalmente anegada.

Lo que preocupa y según los residentes, es que se mezclan las aguas lluvias con las residuales en un sitio donde permanecen niños y jóvenes haciendo deporte.

“Cada vez que llueve las aguas residuales se acumulan en la cancha y nos perjudican, más cuando los niños son los que juegan ahí”, dijo un residente.

De acuerdo a la comunidad, después de las lluvias viene un problema mayor porque el agua dura días empozada y se generan malos olores y hasta epidemias en la población.

Los residentes del Rincón del Lago llamaron la atención de la Alcaldía de Soacha para que ayude a solucionar esta problemática, teniendo en cuenta que la cancha se convirtió en un factor de riesgo para la salud de las personas.