Como positivo fue calificado el balance durante el plan retorno después de las vacaciones de Semana Santa. Se registró normalidad en las diferentes vías, por donde ingresaron más de 160 mil vehículos, que sumados con los del sábado alcanzan cerca de 225 mil automotores.


“Con el apoyo de la Policía Nacional, el monitoreo realizado a las vías del departamento ha permitido tomar decisiones en tiempo real para agilizar la movilidad y garantizar la seguridad de viajeros y demás ciudadanos; ha sido un balance positivo”, resaltó Andrés Ernesto Díaz, secretario de Transporte y Movilidad de Cundinamarca.

Para el gobernador, Jorge Emilio Rey Ángel, el plan retorno fue un acierto para la movilidad del departamento, en donde no se presentaron grandes traumatismos. “Aunque hubo alto flujo vehicular, el ingreso a Bogotá fue a buen compás, por lo que se continuarán planificando y desarrollando estrategias para adelantar a lo largo del año, especialmente en materia de difusión de información, sensibilización y prevención, como se ha hecho desde el mes de enero en los diferentes peajes y municipios con mayor afluencia turística”, dijo.

Además, las autoridades resaltaron que el éxito de la estrategia de regreso a Bogotá radicó en la sumatoria de distintas decisiones: los reversibles viales, el manejo de tráfico, el apoyo directo desde el PMU de la Dirección de Tránsito y Transporte de la Policía Nacional, conjuntamente con la Gobernación de Cundinamarca, y el trabajo en los peajes para agilizar el paso vehicular.

Fuente: Gobernación de Cundinamarca