Durante su primer año de funcionamiento más de 6000 madres han sido atendidas en el Banco de Leche Humana del Hospital de Fusagasugá , Soacha se ha capacitado en el tema buscando una posible implementación del programa.


Un positivo balance presenta el “Banco de Leche Humana” ubicado en el Hospital San Rafael de Fusagasugá, al cumplir su primer año de funcionamiento, el cual existe gracias a un convenio de cooperación suscrito entre la gobernación de Cundinamarca, el Hospital de Fusagasugá y el Instituto Fernandes Figueira de Brasil.

“Tenemos un sentimiento que es una mezcla de orgullo y satisfacción, (…) este banco de leche mostró en su primer año toda su vocación para ser un banco de leche escuela, o sea un centro que podrá ser de enseñanza en este país”, señaló Joao Aprigio Guerra de Almeida coordinador del Brazilian Human Milk Banks Network, al finalizar la reunión de evaluación sostenida con el secretario de Salud de Cundinamarca, Germán Augusto Guerrero Gómez.

El Banco de Leche Humana de Cundinamarca se dio al servicio de la comunidad el 27 de febrero de 2012 y es pionero en Colombia, ya que sólo existen dos, el del hospital San Rafael de Fusagasugá y el del hospital Federico Lleras de Ibagué en el departamento de Tolima. “Estamos todos muy contentos porque se presta un excelente servicio y estamos impulsando la cooperación con Cundinamarca, ampliando nuestra cooperación para un espectro más amplio que llegue a otras áreas de la atención materno-infantil” indicó Aprigio Guerra de Almeida.

Este programa ha permitido atender a más de 6000 madres durante este primer año de operación, dándoles consejería, apoyo efectivo para la lactancia, capacitación permanente y, en promedio de 10 a 12 mujeres donan mensualmente su leche. Son 350 mujeres que han donado su leche al banco de manera regular, pero además hay otras madres que lo hacen de manera esporádica, para un total de 600 madres vinculadas a la estrategia.

De esta forma, se han procesado 250 litros de leche materna, recogida durante un año y se han cubierto más de 380 niños de la sala de pediatría, entre prematuros y menores de seis meses, que han estado hospitalizados, por lo cual el hospital no compra leche de fórmula. “En los niños se nota una recuperación mucho más rápida y se disminuye la estancia hospitalaria, los niños se recuperan más pronto cuando reciben la leche materna” indicó Martha Inés Camargo funcionaria de la Secretaría de Salud de Cundinamarca.

La labor del Banco de Leche Humana, va más allá de la recolección y pasteurización de los excedentes de leche donada por las madres lactantes, puesto que se trabaja en capacitación, sensibilización y formación de las mujeres, quienes para participar deben cumplir algunos pasos a fin de garantizar la buena calidad de su leche y que no tienen ningún factor de riesgo.

El personal vinculado al programa ha recibido tres cursos de entrenamiento para el manejo del banco y los sistemas de información, y además se ha capacitado personal de los hospitales La Samaritana, Soacha, Facatativá y Ubaté, con quienes van a continuar el proceso, durante la implementación de otros bancos en el departamento.