Los compromisos totales del Banco Mundial con Colombia en los primeros seis meses de 2020 alcanzaron un total de US$1.250 millones.

El Banco Mundial anunció que aprobó un préstamo por US$700 millones para apoyar la respuesta de Colombia ante la pandemia por COVID-19. Estos recursos se destinarán a fortalecer el sistema de salud, proporcionar ingresos y apoyo nutricional a los hogares más pobres y vulnerables, y mantener la liquidez y el acceso al financiamiento para las empresas.

Los responsables de la coordinación e implementación de este financiamiento de Política Pública de Desarrollo (DPL, por sus siglas en inglés) en Colombia serán el Ministerio de Hacienda y Crédito Público y el Departamento Nacional de Planeación.

Los recursos apoyarán el fortalecimiento del sistema de atención en salud para responder a la mayor demanda de servicios, incluyendo, por ejemplo, espacio presupuestario para financiar servicios esenciales de salud para pacientes con COVID-19, y mediante la implementación de protocolos de bioseguridad para facilitar y apoyar la reactivación segura de sectores económicos clave.

Además, parte de ellos se destinarán a la expansión de la base de datos de programas sociales y un aumento en el número de hogares que reciben apoyo monetario y alimentación escolar, a fin de mitigar el impacto del coronavirus en las familias más pobres y vulnerables del país.

Finalmente, se utilizarán también para la ampliación en las garantías, liquidez y líneas de crédito para las empresas del país, incluidas las micro, pequeñas y medianas empresas (mipyme), para apoyar a las empresas y que puedan de esa manera subsistir y proteger los empleos de sus trabajadores.

“Trabajamos rápidamente para que Colombia pueda contar con los recursos que necesita en estos tiempos difíciles para todos, especialmente para los más vulnerables”, dijo Ulrich Zachau, director del Banco Mundial para Colombia y Venezuela. “Con esta operación esperamos mitigar el impacto de la pandemia en el sector de la salud, la economía y primordialmente en proteger las vidas y el bienestar de las familias colombianas”.

Con la aprobación de este préstamo, los compromisos totales del Banco Mundial con Colombia en los primeros seis meses de 2020 alcanzaron un total de US$1.250 millones. A esta cifra se suman los US$250 millones de financiamiento contingente (CAT DDO), previamente desembolsados para enfrentar la emergencia por la pandemia.

La entidad aseguró que para la segunda mitad del año se esperan importantes compromisos de financiamiento adicionales, relacionados con el apoyo de viviendas resilientes e inclusivas, así como infraestructura resiliente y sostenible para impulsar la recuperación de la economía.

El Banco Mundial dijo, a través de un comunicado, que el financiamiento de Política Pública de Desarrollo es un instrumento financiero que proporciona apoyo presupuestario rápido a los países que requieren ayuda económica externa. “El Grupo Banco Mundial está trabajando activamente para ayudar a los países a enfrentar los impactos sanitarios y económicos de la pandemia”, concluyó.

Fuente: ElEspectador.com