Con armas de fuego hechizas, cuchillos y hasta perros de razas peligrosas, una banda de asaltantes integrada al parecer por menores de edad, está sembrando el temor en un sector de la comuna uno de Soacha. Dicen los habitantes que los delincuentes se ubican en la zona de Nuevo Horizonte.


Los habitantes de la zona de Compartir y barrios aledaños, en la comuna uno, aseguran estar totalmente atemorizados por la presencia de jóvenes que se han adueñado de los espacios para atracar a los transeúntes. De acuerdo con la comunidad, se trata de una banda delincuencial de menores de edad que se ubica en el sector de Nuevo Horizonte.

Los métodos que están usando los jóvenes para asaltar a los transeúntes representan un riesgo “incalculable” para la comunidad, pues incluso los más jóvenes están dotados con armas de fuego hechizas, cuchillos de cocina, navajas y hasta perros de raza pitbull.

“En los últimos días unos jóvenes, casi niños, se han estado ubicando en la parte central de la comuna, entre Compartir, Quintas de Santa Ana y Nuevo Compartir. Nunca los habíamos visto antes en el sector y lo que buscan es robar incluso en los lugares más frecuentados por la comunidad”, resaltó un residente afectado.

Teniendo en cuenta las experiencias de las personas que ya se han visto perjudicadas por el actuar de los asaltantes, sus principales víctimas son mujeres que se acercan a la tercera edad y las pertenencias que más roban son joyas como anillos, relojes, aretes y collares de oro y plata.

“Iba hacía Nuevo Horizonte, pasando por Quintas de Santa Ana y uno de ellos se atravesó de forma brusca en una bicicleta y me amenazó con una pistola para que le entregara el anillo que llevaba puesto. Era un joven de no más de 18 años que después se escondió en los conjuntos de Nuevo Horizonte, me lo volví a encontrar horas más tardes en una esquina y se había cambiado de ropa”, detalló un habitante víctima de los delincuentes.

El uso de motos en las madrugadas y durante la noche para atracar a las personas que se dirigen o regresan de sus trabajos también afecta en gran medida a la comunidad, pues aseguran que debería haber un control mucho más efectivo por parte de la policía. Según la comunidad, durante el crecimiento de la banda criminal, que presumen se desplaza desde Nuevo Horizonte, la actuación de la policía brilla por su ausencia.

“Ellos deberían estar evitando y controlando a estas bandas criminales. Debido a la falta de actuación de la policía, que no ha hecho absolutamente nada, es que la delincuencia, los atracos, los robos y las amenazas han aumentado muchísimo más en los últimos días. Pedimos que empiecen a realizar acciones que tengan verdadero resultado y detengan a los responsables”, manifestó un residente de la comuna, quien prefirió reservar su identidad.

Para la comunidad, el problema lo protagoniza una sola banda criminal, aparentemente nueva, pues según las víctimas, quienes la conforman tienen aspectos de otras regiones que permiten caracterizarlos, en su mayoría son del eje cafetero y de la costa atlántica, incluso de localidades de Bogotá, entre ellas Suba y Bosa.

Para culminar, la comunidad asegura que los puntos estratégicos que los personajes usan para delinquir son los alrededores de la iglesia de Compartir y las cuadras vecinas a la misma, también manifiestan que en se han apoderado de las entradas principales y parques de Quintas de Santa Ana.