Aunque varios Jóvenes integrantes de las barras bravas del Independiente Santafé son señalados de delincuentes y consumidores de drogas, el líder del ‘parche’ Soacha del León y de la Fundación del mismo nombre, desmintió las versiones y propuso un espacio de diálogo para que la comunidad no los estigmatice.


Los jóvenes barristas participan de un programa con la Fundación Sol País y la Secretaría de Desarrollo Social, con el que se busca optimizar la calidad de vida de sus integrantes, ofreciendo nuevas oportunidades productivas y actividades que propendan por la sana convivencia de sus integrantes.

Durante el proceso, los jóvenes recibieron capacitación, un gimnasio y materia prima para iniciar una microempresa de diseño gráfico.

Ahora buscan espacios en las Juntas de Acción Comunal y en los Consejos de Administración para contrarrestar la imagen negativa que algunos han creado en estos aficionados del fútbol. Por ejemplo, los integrantes de la barra del Santa Fe ‘Soacha del León’ se encuentran trabajando con la JAC del barrio Villa Italia y ahora golpean puertas en Lagos de Malibú y Quintas de la Laguna.

Precisamente en este último sector se han presentado inconvenientes debido a la presencia de un grupo de estos jóvenes en el sector de Quintas, lo que ha generado malestar entre la comunidad, incluso algunos los señalan de cometer atracos y robos.

“Nosotros desde que tenemos el mural y parchamos en este sector actuamos con total respeto porque sabemos que nos lo pueden quitar. Además hay una cámara en toda la esquina, ellos pueden dar fe de lo que pasa; es cierto que se han presentado robos de gente que llega de otros barrios, pero nunca hemos sido nosotros, las personas que han cogido no son de Santa Fe”, sostuvo Juan Felipe Arias.

Frente a la pregunta puntual de si hay atracadores dentro del ´parche´, Arias aseguró: “No creo que sean tan bobos de ponerse a robar para que el día de mañana terminen judicializados. Además aquí hay unas directrices que se deben cumplir, y el que no atienda, simplemente se debe salir del parche, y si la cosa es grave, damos inmediato aviso a las autoridades porque por uno o dos no vamos a quedar mal las 50 personas que formamos parte de la barra”.

Ahora, Soacha del León busca dialogar con los líderes y las comunidades de Quintas de la Laguna y Lagos de Malibú, para que los escuchen y se empiece a cambiar el concepto que muchos habitantes de estos sectores tienen de ellos.
“Como una forma de abrir ese espacio, nos comprometemos a ocupar de mejor manera el tiempo libre y a trabajar por la comunidad, además vamos a pintar el Jardín Sol y Luna porque las paredes están muy rayadas”, argumentó.

Lo que piensan los líderes

Patricia Lozano, presidente de Lagos de Malibú, dijo:

“Nos parece una buena idea porque no se trata de atacarlos siempre, hay que escucharlos a ver a qué conclusión podemos llegar. Es cierto que hay veces se siente temor cuando están en grupo reunidos, uno los ve como borrachitos y que algunos empiezan a consumir, entonces eso genera temor, incluso la gente ya no sale a la tienda y ni pasa por ahí, pero me parece viable que conversemos con ellos y ojalá lleguemos a acuerdos que nos beneficien a todos”.

Karen Mireya Restrepo, vicepresidente del mismo sector, manifestó:

“Me parece viable que dialoguemos para que los muchachos integren todo lo deportivo, así ellos tienen la opción de interactuar, que los conozca la gente, creo que es una oportunidad de conocerlos. Entiendo que en Villa Italia pintaron la cancha y arreglaron el jardín infantil, aquí podrían hacer lo mismo.
Nosotros no podemos señalarlos porque en el mundo estamos, pueden ser los hijos de uno, los sobrinos… En ningún momento vamos a rechazarlos, hemos sido muy dados a que si ellos nos buscan, los vamos a escuchar”.