El robo a celulares y bolsos mediante atraco es el delito que más reportan los ciudadanos en Soacha. Sin embargo, la falta de cultura que se refleja  en basuras y escombros en las calles, es otro dolor de cabeza para las personas de bien.

Sin duda, uno de los problemas que más se ha evidenciado durante la pandemia es la inseguridad. San Mateo, Hogares Soacha, León XIII, Ciudad Verde, Compartir, Ubaté, San Luis, Torrentes, Parque Campestre y barrios de la comuna cuatro, son quizá los sectores que más denuncian hechos de inseguridad.

En Parque Campestre, por ejemplo, los residentes aseguran que la inseguridad se está saliendo de control y que cada vez es más preocupante la situación; además de ello, el tema de basuras se sumó a la lista de problemas, debido a la falta de cultura y compromiso de algunos residentes.

En cuanto a la inseguridad, afirman que el sector es cada vez más peligroso y que los atracos no están dando tranquilidad.  “Hemos venido teniendo tantos problemas en cuanto a atracos que ya nos da miedo salir a las calles y es preocupante para quienes salen a altas horas de la noche o llegan de madrugada porque los delincuentes  esperan a cualquier hora en ese parque para atracar”, afirmó Carlos Gutiérrez, residente de Parque Campestre.

Este problema se ha venido incrementando desde que comenzó el aislamiento obligatorio y según afirman las personas, los delincuentes aprovechan para salir a las calles a atracar porque no hay tanta gente  afuera. “Aprovechan momentos en los que el flujo de transeúntes es mínimo,  por esto  ahora es un gran riesgo estar en las calles a cualquier hora, entonces todo este sector se ha convertido en un atracadero”, argumentó Luis Contreras, residente en de la zona.  

En cuanto al problema de basuras,  los residentes de la etapa 7 aseguran que una zona verde donde se ubica un poste de energía  se convirtió en basurero, y que algunas personas botan residuos y  bolsas a cualquier momento del día, elementos que   además de incomodar por su aspecto, hacen que los demás también quieran dejar  desechos y elementos inservibles  ahí, dañando el espacio y la imagen de la zona residencial.

“Esta zona la cogieron de basurero y eso daña el aspecto del sector, botan escombros, camas y cosas así, lo que  hace que las demás personas también quieran botar la basura ahí, y eso se ve feo. No entiendo si en cada conjunto tenemos el shut de basuras, entonces las personas son muy inconscientes”, añadió  Laura Rojas, residente de la etapa 7 de Parque Campestre.

Finalmente, los residentes  argumentan que tanto el tema de inseguridad como el de las basuras les preocupa realmente, porque algunas personas están aprovechando la cuarentena para romper las normas de comportamiento y los delincuentes haciendo de las suyas con los ciudadanos de bien.

Por Natalia Soto Parra