Si bien el tema del bicitaxismo aún no está reglamentado en Colombia, un grupo que trabaja en el sector de Quintanares Soacha no se explica por qué no los dejan circular si sus vehículos son de pedal, mientras que en otros sectores lo hacen los de motor, que contaminan el ambiente.  

En la parte superior de la autopista Sur, concretamente en Quintanares Soacha, un  grupo de  bicitaxistas que cubre una pequeña ruta en este sector y que utiliza sólo la fuerza física de su conductor, no ha podido trabajar desde que comenzó la pandemia, situación que les ha traído dificultades económicas a ellos y sus familias.

Con la llegada de la cuarentena tuvieron que detener sus actividades y con ello los ingresos para mantener sus hogares; ahora, tras casi 4 meses de inactividad, siguen sin permitirles trabajar, aunque este grupo que mueve sus vehículos a pedal dice que  a los  bicitaxistas motorizados sí los dejan circular con tranquilidad, incluso en la zona donde tradicionalmente  ellos han trabajado.

“Nos han impedido trabajar y hemos tenido muchos problemas con la policía y demás autoridades porque no nos dejan circular, y debido a esto otras rutas no están invadiendo. Nosotros cumplimos con las normas de seguridad que han impuesto y además nos estamos turnando para salir, así no estamos todos en las calles. Esta ruta está compuesta por 12 bicitaxis y en este momento solo estamos 5 en las calles, todos cumpliendo con los protocolos pertinentes”,  comentó Harvy Arias, supervisor de una de las rutas.  

Asimismo, diferentes conductores comentan las incomodidades que han tenido que pasar con el cese de actividades y lo mucho que se les está dificultando trabajar. “No nos están dejando circular y no entendemos por qué otras rutas sí lo pueden hacer, y es que nosotros estamos cumpliendo con la sentencia que se refiere a los bicitaxis, que no deben tener motor y además con los protocolos de bioseguridad que se han impuesto para evitar el contagio”,  argumentó Oswaldo Rodríguez, integrante de este gremio.

 “Ya van 4 meses y no nos han dejado prácticamente trabajar, y nosotros somos triciclos de pedal, siempre hemos circulado de manera ecológica y veo con preocupación que a los triciclos de motor sí los están dejando circular”, aseguró Ignacio Pérez.

 “Nos hemos visto muy afectados, estamos solicitando a las autoridades competentes que nos dejen trabajar, teniendo en cuenta las medidas de seguridad que han impuesto; así como otros gremios, nosotros de aquí sacamos nuestro sustento,  necesitamos que nos tengan en cuenta ya que cumplimos con todas las normas, incluyendo las de bioseguridad”, añadió Andrés Bermúdez, otro de los bicitaxistas afectados. 

Finalmente, lo que piden estos bicitaxistas es que se les permita circular y poder así conseguir sus recursos diarios ya que a causa de la cuarentena no han podido emplearse y se han  quedado sin su fuente de sustento.

 “Queremos que nos permitan trabajar en nuestros bicitaxis, tenemos todas las medidas necesarias para proteger a los que se suban y a nosotros mismos; de estos vehículos vivimos muchos, ya llevamos más de 15 años en este paradero y ahora no nos permiten laborar, pero a los motorizados sí se les ve tranquilamente, solo queremos que también nos tengan en cuenta y nos ayuden en estos momentos”, concluyó Jaime Rodríguez, otro de los bicitaxistas afectados.

Por Natalia Soto Parra.