Todavía hay muchas personas que no lo conocen y, aunque se anunció con bombos y platillos en 2016, se convirtió en el billete menos usado en Colombia.


Este billete se usa a demanda para ciertos montos en donde resulta conveniente por el menor número de billetes requeridos para realizar la transacción y los bancos los están entregando en la medida en que son demandados por sus clientes.

Para las entidades bancarias resulta normal que un billete de esa denominación no tenga la misma circulación y los consumidores no lo usan para transacciones de alto valor.

En un primer momento se dijo que el billete de 100 mil pesos no usaba tanto en Colombia porque los cajeros automáticos requerían de un cambio por el tamaño del mismo, pero esto, en teoría, sería solucionado en 2017.

Lo anterior cobra importancia si se tiene en cuenta que 6 de cada 10 billetes impresos de esa denominación ya están en circulación. Sin embargo, siguen pasando desapercibidos por la mayoría.

Cabe recordar que, al cierre de 2016 se reportó que la producción anual de estos billetes fue de 44,2 millones de estas piezas.

“Aunque es un tiraje que no se lanzó a circular en su totalidad a tal punto que, en la actualidad, solo hay en las calles 5,2 millones de estos billetes, es decir 11%”, dijo en su momento el Banrepública

Ese mismo documento dio cuenta de que, hasta ese mismo año, las ciudades que más tenían billetes de 100 mil pesos eran Barranquilla, Bogotá, Cali y Medellín.

Fuente:Pulzo