El secretario de Gobierno de Bogotá, Luis Ernesto Gómez, dijo que el Distrito acatará la orden de la magistrada Nelly Villamizar.

Gómez aclaró que, de acuerdo con las distintas sentencias constitucionales, la Alcaldía no puede otorgar permisos para la realización de jornadas de protestas. No obstante, “en virtud y en cumplimiento del fallo, la solicitud realizada por el comando unitario de trabajadores y las distintas centrales obreras, para el permiso de una tarima y de sonido en la plaza de Bolívar, será negado”.

El funcionario dijo que, de presentarse alguna alteración al orden público, se llevará a cabo los protocolos ya establecidos: “Como ocurre en caso de presentarse cualquier tipo de convocatoria o plantón y de presentarse algún tipo de alteración al orden público, se implementará el protocolo de diálogo y de protesta social que viene funcionando desde el inicio de la administración”.

Finalmente, Gómez indicó que se reunió con las 43 organizaciones sociales y centrales obreras convocantes al Paro Nacional del 28 de abril, y reiteró el ofrecimiento de medios alternativos como Canal Capital, las redes sociales de la Alcaldía Mayor, vallas y pasacalles en espacios públicos, entre otros para manifestarse.

Algunos aceptaron acoger la propuesta del Distrito, pero la gran mayoría insistieron en salir a movilizarse a las calles. Reportaron 54 puntos para realizar sus platones y movilizaciones; entre estos la Avenida El Dorado; el Monumento a Los Héroes, el Centro de Memoria Histórica; el Parque Nacional y la Universidad Nacional; entre otros. 

La Secretaría de Gobierno dispondrá de todo su equipo de la Dirección de Convivencia y Diálogo Social y de los gestores de convivencia de la Secretaría de Seguridad para que estas movilizaciones se realicen de manera pacífica.