Según la alcaldesa Claudia López, esta es la semana más difícil para Bogotá en materia de contagios y muertes por COVID-19, a causa del desorden de la Navidad.

Factores como las aglomeraciones de San Victorino y centros comerciales, las dinámicas de las festividades de fin de año y la celebración de hinchas del América en las calles por la final del fútbol profesional colombiano, se han encargado de engrosar las cifras de contagios y ocupación de camas UCI en la capital.

Las más recientes cifras manejadas por la Secretaría Distrital de Salud indican que Bogotá concentra más de 452.900 casos confirmados de COVID-19, de los cuales hay 438, 9 activos por cada 100.000 habitantes, cifra que ha estado en un constante crecimiento desde el 11 de diciembre. A esto se suma que la ocupación de camas UCI, desde el 9 de diciembre, ha registrado un leve pero constante crecimiento, pasando del 68,7 % al 79 %. Eso en el panorama general, porque las que están dedicadas a pacientes COVID tienen una ocupación del 71,2 %.

La alcaldesa explicó que en los próximos días seguirán en aumento los casos de contagio de coronavirus y también el porcentaje de ocupación de camas de Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), que según ella no colapsarán.

«Esta va a ser la semana más difícil porque se va a acumular mucha interacción que hubo hasta el 24 de diciembre y eso lo vamos a ver en mayor hospitalización y mayor ocupación de UCI esta semana«, sostuvo.

La mandataria finalizó diciendo que «de aquí al 1 de enero la curva va a seguir creciendo y en la primera semana de enero va a empezar a estabilizarse y a bajar», mientras agregó que los viajeros deben tomar medidas de autocuidado para evitar más contagios masivos.