Revuelo entre autoridades, tranposrtadores y comunidad del municipio de Sibaté causó el anuncio del recorte de rutas y la posible desaparición de otras.


La noticia surgió luego de una reunión entre autoridades de la capital, transportadores y representantes del gobierno de Sibaté. La agenda a tratar comprendía una evaluación a las condiciones del servicio durante los últimos meses, el tema del espacio público y la nueva disposición del gobierno bogotano para las rutas que lleguen a la capital.

En la reunión se hicieron presentes representantes de Transportes Velosiba, Cootransper, Tequendama y suramericana, las cuales se comprometieron a mejorar la prestación del servicio, especialmente en horas pico. El Gobierno Local reconoció dichos avances pero dijo que la situación en Neruda y San Benito no es alentadora. El alcalde José Uriel González Vargas denunció que en el Pablo Neruda hay más demanda de pasajeros que vehículos.

Un punto importante que se analizó fue las restricciones que planea el Gobierno de Bogotá para el transporte público intermunicipal. Por determinación de su Plan de Ordenamiento Territorial, el distrito trazó las rutas a las que pueden acceder los buses de las anteriores empresas desde Sibaté. Según fue explicado, la ruta Éxito iría por la avenida 68 hasta la calle 14, haciendo una oreja por la calle 13 para retornar a la misma avenida 68. La llamada Palermo pasará a llamarse Paloquemao y su trayecto terminará en la carrera 24 con calle 15, donde girará hacia el sur por la calle 27. La de la Avenida Boyacá igualmente irá hasta la calle 13. Las demás rutas podrían desaparecer. De momento el alcalde y su gabinete se comprometieron a adelantar un lobby, que a temor de ser infructuoso, pretenderá por lo menos mantener dos de las más importantes rutas.

El tercer y último aspecto fue el de espacio público, situación que ha sido destacada como prioritaria para el Municipio, desde su Plan de Ordenamiento Territorial y los planes de turismo. La crítica a los transportadores fue que estacionaban sus carros en medio de la vía, provocando trancones. Los ejecutivos empresariales dijeron tomar medidas desde una reunión con los transportadores.