Según Salud Data, de las 2.242 camas UCI disponibles en Bogotá, hay ocupadas 2.192, pero la emergencia se extiende a la falta de oxígeno, analgésicos y espacio en los hospitales.

La situación en clínicas y hospitales de Bogotá es cada vez más compleja por la alta demanda de pacientes COVID y de otras patologías, que tienen al tope las salas de urgencias y las UCI en la capital.

El personal médico intenta hacer todo lo que esté a su alcance porque en clínicas y hospitales hay pacientes por todo lado, incluyendo pasillos y áreas comunes.

Pero el problema es que no solo hay que atender a pacientes COVID, muchas instituciones de salud tienen una ocupación hasta del 300% porque hay enfermos de otras patologías.

Médicos y personal de salud aseguraron que la demanda es tan alta que los espacios destinados para 50 pacientes, en este momento pueden tener hasta 150 personas, lo que se le sale de las manos a cualquier clínica y hospital.

Por lo anterior, de nuevo el personal médico hizo un llamado urgente al cuidado, a cero aglomeraciones y a no salir, al no ser que sea estrictamente necesario.