Un Sistema Férreo Ligero entrará a operar en Bogotá y Cundinamarca, así lo acordaron el gobernador de Cundinamarca, Álvaro Cruz Vargas y el alcalde Mayor de Bogotá, Gustavo Petro, en reunión sostenida en el despacho del primero.


Mediante una alianza público-privada y la creación de una empresa regional, que se encargará de gerenciar el proyecto, se adelantará la construcción de este sistema de transporte masivo que definieron los dos mandatarios como un sistema ágil, menos contaminante, de mayor capacidad que los buses y con menos ocupación de espacio público en la ciudad.

El diseño discutido de este sistema conectará todo el occidente de la Sabana con la capital e irá por el actual corredor férreo que está habilitado desde Zipaquirá hasta el norte de Bogotá, pasando por la carrera séptima y continuando hasta la Estación de La Sabana, para desde punto dirigirse hacia Fontibón y llegar hasta el municipio de Facatativá.

“Este proceso se inicia de manera inmediata y se convocará al sector privado para que adelante los estudios y nos diga cuál de los sistemas férreos livianos existentes es el más pertinente para que entre a operar entre Bogotá y Cundinamarca”, sostuvo Álvaro Cruz Vargas.

Para lograr que el proyecto avance, Gustavo Petro, manifestó que es indispensable que el Distrito cree una empresa férrea que le permita administrar el sistema en la ciudad y para esto convocará al Concejo, a quienes les solicitará que antes de un mes se den los trámites para constituir esta entidad que entrará a operar con la Empresa Férrea de Cundinamarca, que ya existe.

Para los dos funcionarios, este proceso es vital en la transformación del sistema masivo regional, razón por la cual la iniciativa debe contar con el apoyo de la Nación, el Distrito y el Departamento, apoyado con recursos de regalías.

A su turno, el alcalde de Bogotá manifestó que la ley sancionada para el desarrollo de proyectos facilita los procesos y el desarrollo de los mismos. “La Ley permite licitación concurso con opción preferencial para el que primero proponga y por la dimensión del proyecto esto debe convocar saberes extranjeros que deben ser integrados al país, pueden ser con el Estado o con empresas y ellos en una primera fase ponen el dinero, pero quienes tenemos que pagarlo somos nosotros y desde este punto de vista el esfuerzo es de todos” agregó el Alcalde Mayor de Bogotá.