El alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, aseguró que el Gobierno Nacional le dio vía libre a la Administración Distrital para utilizar los 750.000 millones de pesos que se encuentran en las cuentas maestras, para mejorar la infraestructura de la red pública hospitalaria de la ciudad.


“Las cuentas maestras tienen una autorización del Gobierno Nacional, primero el Ministerio de Salud, después el de Hacienda y logramos cumplir toda las fases y hoy ya prácticamente se pueden utilizar y la orden que he dado es que se utilicen en infraestructura”, indicó el alcalde Petro al entregar las obras del nuevo Cami de Chapinero.

Acerca de las cuentas maestras

El Gobierno sancionó la ley 1608 de 2013, más conocida como Ley de cuentas maestras, toda vez que busca liberar saldos acumulados en las cuentas bancarias donde los municipios y distritos manejan los dineros del régimen subsidiado.
Con la expedición de la ley los recursos podrán ser utilizados en el pago de deudas por prestación de servicios no contenidos en el plan obligatorio de salud; atención a población pobre no asegurada; para el saneamiento financiero de los hospitales públicos y para el mejoramiento de la infraestructura hospitalaria.

El consolidado de los saldos de las cuentas maestras de todos los municipios fue estimado por el gobierno nacional en 1.7 billones de pesos, de los cuales Bogotá posee 758 mil millones, es decir el 42 de los recursos; los municipios de Cundinamarca con 148 mil millones y los de Santander con 124 mil millones. El resto está distribuido en los demás municipios del país.

Los recursos son de propiedad de los municipios, mientras que las deudas por la prestaciones por fuera del plan obligatorio de salud, están a cargo de los departamentos, esto implica que deberá haber una concertación entre la entidad municipal y la departamental para que el traslado de los dineros se lleve a cabo, situación que no resultará fácil, toda vez que aparecerán las consideraciones de tipo político que siempre imperan en estos asuntos del manejo de las finanzas públicas. Por estas razones de tipo político se espera que 1.1 billón se trasladen a la red de prestadores de servicios.

De igual manera, los recursos serán utilizados en la adquisición de tecnología de última generación para toda la red de hospitales de la ciudad, mejorando la prestación del servicio para los más pobres de Bogotá.

Fuente: Barriosdebogota.com